Monthly Archives: octubre 2009

La persona como marca. Mi marca: aabrilru

Hace tiempo que oí hablar del tema por primera vez; fue en el primer o segundo iniciador al que asistí, en Madrid, allá por finales del 2007. Aún se hablaba de los blog (ni twitter ni facebook habían llegado), y de cómo un blog se convertía en la herramienta para “crear la marca de una persona”.

Cuando decidí crear mi blog personal (antes administraba y escribía en otros corporativos, pero no personal), decidí que era el momento de “cuajar” aquella idea. Lo primero que hice, como toda marca que se precie, fue diseñar mi logo:

logo_aabrilru_horizontal_243x49

en varias versiones, claro:

aabrilru_angelabrilruiz

pero evidentemente, una marca no es un logo. Básicamente, una marca son una serie de valores que se intentan transmitir a una segunda parte.
Estamos hartos de hablar de marcas empresariales, pero, ¿y de la marca de una persona?, ¿qué transmite esa persona?, ¿te genera confianza?, ¿agradable a la vista?, ¿deportiva?, ¿competitiva?, ¿comprarías sus servicios?, ¿le dejarías como canguro de tu hijo?…

Aquí podemos ver en castellano, lo que la wikipedia nos dice al respecto: http://es.wikipedia.org/wiki/Marca_personal

y aquí en Inglés, el personal branding: http://en.wikipedia.org/wiki/Personal_branding

Sobre todo si nos movemos en el mundo de los negocios, debemos tener claro, cuáles son los valores que transmitimos con nuestra imagen y nuestro comportamiento, cuál es nuestra marca, dónde estamos posicionados, y sobre todo, dónde los demás nos ven posicionados.

Buceando por ahí, he encontrado este artículo de Luis Huete, Profesor de IESE Business School, de mayo de 2008, del que copio un fragmento:

Profesionales con marca propia

Cualquier persona debería crear su marca personal para vender y diferenciarse del resto. Pero, para triunfar en ese proceso es necesario mejorar el producto que somos cada uno de nosotros. La diferencia entre el código genético de una persona y el de cualquier otra es menor del 0,0003%; algo que choca con la experiencia que todos tenemos sobre los cauces tan dispares por los que transcurre la vida de las personas que tenemos a nuestro alrededor. La genética influye más bien poco a la hora de convertirse en un personaje mejor o peor.

Los estudios que maneja el divulgador de la inteligencia emocional Daniel Goleman concluyen que el coeficiente intelectual es un factor que influye en menos de un 10% de la varianza entre los elementos que determinan el éxito de las personas.
Tampoco parece que la inteligencia sea el factor determinante de lo bien o mal que transcurren los días o los logros que hacemos en nuestra vida.
Lo que de verdad marca la diferencia son las ganas de aprender, el cultivo de las buenas ideas, el afán de ir a más, la construcción de una personalidad centrada, la profesionalidad como principio irrenunciable, el cultivo de las redes de amistades, el deseo de servir y, sobre todo, la habilidad de venderse bien.

Está demostrado que estos factores influyen de manera decisiva cuando se combinan de manera inteligente con los condicionantes genéticos y educativos.De poco serviría lo conseguido si no se ambicionara una mejora. Estas cualidades permiten hacer de nuestra profesión una inmensa fuente de satisfacción personal.

Hay que saber venderse.Vender es digno si se hace con profesionalidad. El prestigio profesional y la calidad humana son productos que se venden bien, y mucho. Vender nos obliga a mejorar el producto que somos cada uno de nosotros. Una persona es un gran producto cuando sabe integrar lo relacional y la tarea de manera natural. Cuando sabe pasar de la visión global al detalle, y viceversa, con igual destreza.

Las marcas ayudan a la venta. Cualquiera de nosotros debe hacer su marca personal para vender, para expresar su identidad y diferenciación en el mercado. Si eres respetado y sabes conectar emocionalmente con los demás, se crea por arte de magia la marca personal; una marca emocionalmente atractiva. Y es que ayer había nobles y plebeyos, después patronos y obreros, y mañana lo que habrá serán personas con marca y personas sin marca [. .]

El trabajar tu marca, no está motivado tan solo por “vivir en el mundo de los negocios”; el párroco del pueblo, el hombre de la basura, el maestro, el médico, el mecánico, el colega… todo el mundo “tiene una marca” que le posiciona en “el mercado” de las relaciones sociales.

He encontrado una referencia a este libro, que puede ser interesante (me gustaría poderlo comprar en pdf, y no contribuir a la tala de árboles…): Tu marca personal. Cómo conseguir gestionar tu vida con talento y convertirla en una experiencia extraordinaria.

Al igual que en las empresas, uno puede pretender “vender unos valores” de palabra, y luego, al cabo del tiempo, demostrar con los hechos que esos valores vendidos son humo, ya que las pautas de comportamiento son totalmente distintas.
Esto es muy típico en las empresas, es algo que me cabrea bastante: “el cliente está en el centro de la organización”, “el cliente es lo más importante”, “nos vamos a orientar hacia el cliente”, algo que queda muy bonito en el powerpoint de turno, de cara al auditorio, pero tras el cocktail del final, todo el mundo olvida, nadie escucha al cliente; lo peor es que quien lo dijo, luego no pone los medios materiales (ni ideológicos) necesarios para que así sea, i.e., intentan vender “unos valores de marca” cuando en el día a día, practican otros.

En fin, ¿te has parado a pensar qué valores vendes con tu marca? 🙂

un abrazo,
aabrilru

Hits: 1572

No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo (Einstein)

einstein_y_la_crisis

La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar “superado”. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla.

Albert Einstein

Hits: 315

Ayer día 4 (oct 09) hizo 10 años que empecé a trabajar en Madrid

Hablando esta noche en casa, con la familia, mi madre ha sacado a la mesa, como cada final de septiembre, los años que hace que me fuí a Madrid. Ella cuenta todos los años por estas fechas que cuando marché a Madrid fue un 27 de septiembre, “del 99”, apostillo yo, “fue el día 4 de octubre de 1999 cuando comencé a trabajar en UNI2”.

Allí nos dejaron mis padres a los dos, en la estación de tren de Calasparra (Murcia), a mí y a mi maleta, a mi maleta y a mí, cual niño parbulario con su camión de plástico el primer día de clase, solos ante lo desconocido (ahora, la educación moderna, invita a los padres a que acompañen a sus niños los primeros días en el cole, en un periodo de adaptación… vaya mariconada, yo me hinchaba a llorar, y no pasó nada, aquí estoy vivo…; si no nos enseñan a combatir desde pequeños, mucho nos quedará por superar de mayores).

Nunca olvidaré la primera noche, 27 de septiembre, por la Gran Vía de Madrid, con mi maleta arrastrando, buscando una pensión dónde dormir, llamando a una, ocupada, subiendo a otra, ocupada, ocupada, ocupada… los coches no dejaban de pasar, la ciudad no descansa. Recorrí todas las pensiones desde Gran Vía hasta Plaza de España, ¿cómo era posible que no hubiese ni una habitación disponible?

Aún me quedaban dos asignaturas por sacar, Antenas y comunicaciones ópticas, además del proyecto fin de carrera. Antenas fue un gran hueso duro de roer (llevando la asignatura al día, y luego dos meses día y noche estudiando solo esa asignatura, full time, y no fui capaz de sacarla en las dos convocatorias del primer año), y eso que las ecuaciones de Maxwell eran aproximaciones, que si llegan a ser exactas, no sé qué hubiese sido de mí 🙂

Hace 10 años, una carta podía cambiar la vida
A pesar de esto, decidí que era el momento de pasar al mundo laboral cuanto antes; la demanda de “telecos” era muy grande durante esos años, aunque podíamos ver algunos signos ya en la lejanía del cataclismo de mercado que se aproximaba (y así fue, el crack de las punto com, pocos años después). Compañeros mios que no dieron el salto ese año, ya no encontraron trabajo de teleco…

Metidos en faena, el verano del 99 eché decenas de curriculums a un montón de empresas; nada de inscribirse por infojob o por internet como ahora, no, esto era imprimiendo decenas y decenas de cartas, y personalizando cada carta en función del perfil que demandaban, para destacar tal o cual faceta más que otra, sobrecito, sellito y besito a ver si había suerte 🙂
Sobre todo quería encontrar trabajo en Madrid, y fue donde eché la mayoría de curriculums; Madrid era lo más grande que me pillaba más a mano, y sabía que iba a aprender mucho profesionalmente; además (o sobre todo?), la química de mi organismo había encontrado años atrás a una chica madrileña (África), y eso pesaba bastante en la balanza…
Sinceramente, creo que en la decisión pesó más la parte emocional que la parte racional, un claro ejemplo de cómo algunas veces, las decisiones emocionales pueden ser tan buenas como las racionales (ver documental de Eduardo Punset en redes, nº 36)

Unas semanas antes, había estado ya en Madrid 3 días, haciendo algunas entrevistas. Tuve la enorme fortuna y suerte (la fortuna se busca, ¿no?), de que me ofrecieron un contrato indefinido en el operador recién creado en España, UNI2 Telecomunicaciones (accionista tecnológico France Telecom). Hice dos entrevistas en UNI2 el mismo día, la primera con RRHH y la segunda con el director del departamento donde iba a trabajar; esto no era normal, pero como le dije a la chica de recursos humanos que marchaba a Murcia al día siguiente, consiguió que me viese mi potencial director ese mismo día.
Al siguiente, cuando estaba cogiendo el tren de regreso a Cehegín, recibí la llamada de Pilar (recursos humanos) para hacerme la oferta; imagínate el flipe que me entró en la cabeza, ¡empezaba a trabajar en Madrid, en una semana, con un contrato indefinido en un operador!

En fin, retomando el hilo de la historia después de este “flash back”. Mi maleta y yo, estación de Calasparra, día 27 de Septiembre del 99; el día 4 comenzaba a trabajar, y sin piso ni nada en la ciudad más grande en la que había estado nunca.
Ahora, alegremente, me veo en aquel momento cuál Paco Martinez Soria llegando a Madrid, capaza en mano con los chorizos colgando, la cesta con la gallina en la otra, y la fritá en una olla dentro, deambulando por la marabunta de la urbe (ahora sonrio, entonces no).
Bien es cierto que contaba con “el soporte” de África, que me echó una mano buscando piso, pero no podía quedarme a dormir en su casa ni nada, y el tema es que tenía que encontrar un piso para alquilar en un par de días, porque el 4 empezaba a trabajar.

Nunca olvidaré la primera noche, 27 de septiembre, por la Gran Vía de Madrid, con mi maleta arrastrando, buscando una pensión dónde dormir, llamando a una, ocupada, subiendo a otra, ocupada, ocupada, ocupada… los coches no dejaban de pasar, la ciudad no descansa. Recorrí todas las pensiones desde Gran Vía hasta Plaza de España, ¿cómo era posible que no hubiese ni una habitación disponible?; estaba desesperado, hasta que por fin, casi a las doce de la noche, en la calle Fuencarral me dieron cobijo. Pasé allí esa noche y la siguiente; la tercera dormí ya en el minipiso (zulo) que habíamos encontrado, en General Díaz Porlier, la calle que está al lado “delcortinglés” de Goya, y allí que estuvimos casi un par de años mi compi Tomás Durán y yo. Aquel día puse “un flag” que marcaba el comienzo de una nueva etapa en mi vida.

Una historia nada especial, que han vivido como yo muchos otros, pero que quiero compartir con todos, especialmente con los jóvenes  que buscan alcanzar alguna meta en su vida;  sin esfuerzo, no hay recompensa.

Quien no ha pasado malos momentos, no sabe apreciar los buenos.

Sí mamá, este año ya hace 10 que me fuí a Madrid, y con 33 pintando canas, toca cambiar de ciudad el año que viene 😛

un abrazo,
aabrilru

Hits: 11003

Hoy he descubierto este tema en funk & show, una reversión del Moments in love de Art of Noise

Anoto por aquí este tema que he escuchado hoy en “funk&show”,  programa de Jesús Sánchez, en máxima fm.

El tema original ya lo conocía, es el “Moments in love” de Art Of noise; yo lo tengo en el doble CD “the classic chillout album vol1” de Columbia, 2001 (original, of course).

La nueva versión, muy sonido negro, es la que he cazado hoy (aunque creo que la escuché la primera vez hace unas semanas, no estoy seguro) y la hacen Jagged Edge ft Trina & Gucci Mane.

Aquí la dejo, para no perderla.

un abrazo,
aabrilru

Hits: 299

Hoy he descubierto a una cantante de un tipo de “jazz” que me gusta

Se llama Diana Krall, y seguramente, la he escuchado muchas veces en las emisoras de jazz que suelo escuchar, en www.shoutcast.com o lastfm, pero el tema es que escucho mogollón de música, pero no sé quién canta las cosas (me limito a seleccionar estilos o “tags” musicales, y los programas se ponen a pincharme música).

Aquí dejo un video de ella en youtube, para acordarme de quién es, que de aquí a mañana se me ha olvidado su nombre:

http://www.youtube.com/watch?v=GluGQrnjBtg

edición posterior: La ví en un programa de la 2 que se llama “no disparen”, aquí está el video del concierto:

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20090701/disparen-diana-krall-concierto/543467.shtml

a cuidarse,
aabrilru

Hits: 1047

Una videoconferencia, siempre sorprende, al menos a mí

Videoconferencia Madrid (España) - Buenos Aires (Argentina)Aunque estas cosas las hacemos casi todos los días, no puedo evitar sorprenderme. Ayer montamos la videoconferencia que usaron en el Ministerio de Cultura, en la jornada que organizaron sobre “FONDOS INVISIBLES:
los archivos audiovisuales que no conocemos”, http://www.sedic.es/actividades-jornada-fondos-invisibles-sept09.asp

Como en el lado de Buenos Aires (Argentina), los ponentes no contaban con equipos de videoconferencia, nosotros mismos nos encargamos de hacer toda la logística: negociamos con proveedores en Argentina y les buscamos una sala adecuada con equipamiento, a donde la ponente fue y pudo realizar cómodamente su videoconferencia. En Madrid, tan solo tuvimos que montar el equipo de recepción/transmisión, ya que el audiotorio sí que tenía buena infraestructura audio/visual.

Bien es cierto que los equipos son bastante caros (vamos, que están al alcance de un entorno profesional, pero no personal), pero la calidad que se obtiene es sorprendente. Además, se han reducido mucho los costes, porque ahora la señal la transmitimos por internet (antes había que hacer llamadas punto a punto RDSI, con lo difícil que eso era en enlaces internacionales, por la compresión de datos que hacen los carriers y todo eso…)

Lo mejor de todo, es la satisfacción del cliente cuando ve que todo sale de maravilla (parece que no están aconstumbrados a que todo el mundo trabaje tan bien 🙂

Ya sabes, si necesitas hacer una videoconferencia entre cualquier punto del mundo y cualquier punto del mundo, ¡llámanos www.smartic.es!

un abrazo,
aabrilru

Hits: 303