Monthly Archives: Noviembre 2011

Parábola de los convidados a una boda: humildad

Colmena en Arapiles (Madrid, España). Del flickr de aabrilru

No soy católico practicante, aunque a menudo recuerdo parábolas de las que escuchaba -muy atentamente- en misa cuando era niño -o en catequésis de comunión o confirmación-; aún hoy suelo escuchar las lecturas con atención cuando las circunstancias me llevan a algún templo. Esta que pongo abajo (Lucas, 14: 7-14), la recuerdo habitualmente. La humildad es una de las grandes virtudes del hombre.

[Jesús], observando cómo los convidados escogían los primeros asientos a la mesa, les refirió una parábola, diciéndoles:
“Cuando seas convidado por alguien a una boda no te sientes en el primer lugar, no sea que otro más distinguido que tú esté convidado por él, y viniendo el que te convidó a ti y a él, te diga: “Da lugar a este”, y entonces tengas que ocupar avergonzado el último lugar.
Más bien, cuando seas convidado, ve y siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te convidó te diga: “Amigo, sube más arriba”. Entonces tendrás el reconocimiento de los que se sientan contigo a la mesa.
Cualquiera que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido”.

Dijo también al que lo había convidado:
“Cuando hagas comida o cena, no llames a tus amigos ni a tus hermanos ni a tus parientes ni a vecinos ricos, no sea que ellos, a su vez, te vuelvan a convidar, y seas recompensado.
Cuando hagas banquete, llama a los pobres, a los mancos, a los cojos y a los ciegos; y serás bienaventurado, porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos.

Hits: 394

Entrevista en FICOD 2011 – Angel Abril Ruiz (@aabrilru)

Dejo aquí la entrevista que me hicieron los amigos de @agoranews para FICOC TV en la edición de FICOD 2011.

Hablo sobre mis experiencias en las dos empresas en las que participo y sobre mi vocación por fomentar “el arte de emprender”. Tal vez pueda aportarte algo, aunque no lo tengo seguro…
5 minutillos de minientrevista (sin preparar y en riguroso directo 🙂 )

Si quieres nos vemos por twitter: @aabrilru

Hits: 274

Sobre una puerta de armario, Jeff Bezos (Amazon) e invertir en lo realmente necesario

Durante 3 años he estado trabajando en mi casofina de Cehegín, sobre una puerta de armario de corredera.

Puerta de armario como mesa, libro de logos, MacBookPro y monitr

Sí, sobre una puerta vieja de armario de corredera.
El día que terminé de limpiar el apartamento y dije “ya está aquí mi casofina (casa/oficina-SOHO)”, lo primero que necesité fue un sitio sobre el que poder poner el ordenador para trabajar. Esa fue la primera necesidad. Como andaba muy liado durante aquellos días con todos los trajines de una casa nueva (la segunda), pensé que en casa de mis padres podría encontrar una solución rápida. Así fue, rebuscando en el bajo, encontré unos caballetes de madera y un par de puertas de un armario de corredera (habían reformado un armario en casa, y las habían guardado por si algún día podían hacer falta), que podrían hacer la función de mesa y satisfacer bastante bien la necesidad básica.

Hace dos semanas fui a IKEA y compré un tablero nuevo con cuatro patas; llegó el momento de cambiar, después de tres años usando la amada puerta de armario como mesa. Mis padres se llevaron una sorpresa cuando les dije que había comprado “una mesa” para mi casa; cada vez que recibía su visita, era segura la frasecita de  “a ver cuando te vas a comprar una mesa, que lo de la puerta del armario es indecente”, que venía en el mismo pack que las de “a ver cuándo pones lámparas, que las bombillas colgando de los cables están muy feas”, o la de “no te da vergüenza tener una caja de cartón como armario recibidor”… cosas de los padres, que quieren lo mejor para sus hijos 🙂 ).

En realidad, he tenido que jubilar mi amada puerta vieja porque ahora paso temporadas más largas en mi casofina de Cehegín (antes trabajaba menos ahí); los caballetes que sostenían la puerta eran demasiado altos (75cm), cuando lo normal/ergonómico para una mesa de trabajo es 70cm; esos 5 centímetros, hacen que la silla tenga que estar más alta de lo normal, y la espalda estaba comenzando a resentirse.

Como suelo hacer últimamente en mis posts, me gustaría que esta “anécdota” diaria, diese pie al análisis de su transfondo, qué principios o sustancia se encuentra en la base de los comportamientos más rutinarios.

invertir en lo realmente necesario

Esta vez, quiero compartir con vosotros la idea de “invertir en lo realmente necesario“, tanto desde el punto de vista empresarial, como personal.

No sé si conocéis a Jeff Bezos. A Bezos se le calcula un patrimonio de 19.100 millones de dólares; en 1996 tuvo la brillante idea (a partir de un exhaustivo análisis de oportunidades de mercado y necesidades del consumidor) de fundar amazon. Ahora es su CEO.

De Jeff, se dice que tiene fama de tacaño (no tengo ahora mismo la fuente para poner la referencia, pero lo he leido un par de veces).
Hace ya bastantes años (creo que aún andaba en BUP), leí el libro “El millonario instantáneo”, de Mark Fisher; desde entonces, SÉ apreciar la diferencia entre las personas “tacañas” y las personas que “les gusta optimizar su gasto” o solo gastar en aquello que realmente les aporta valor o van a conseguir rentabilizar (tanto desde el punto de vista profesional, como empresarial). El común de los mortales suele confundir tanto a las primeras como a las segundas, y suele agrupar a ambas bajo el adjetivo de “tacaños”, “roñosos” o “agarrados”.

Hace unos meses, mientras estudiaba el caso de Amazon vs Barnels & Noble, (¿por qué la mayoría de empresarios en España no estudian la historia de otros empresarios para aprender de ellos?), me hizo gracia el párrafo que copio aquí literalmente:

Las operaciones físicas de Amazon en Seattle eran decididamente espartanas: las oficinas generales corporativas estaban localizadas en el centro de un distrito de rentas bajas, el espacio de oficina estaba apiñado y los escritorios, incluyendo el de Bezos, eran puertas sin acabar, con patas atornilladas.
A Bezos le gustaba decir que Amazon escatimaba en todo, excepto en las personas y las computadoras. A comienzos de 1997, Amazon empleaba cerca de 250 personas…

Al leerlo pensé en la puerta de armario de mi casofina de Cehegín, igual que la de Jeff Bezos en sus comienzos 🙂

desde el punto de vista empresarial

En el día a día, encuentro gestores que no saben distinguir entre lo estrictamente necesario para hacer crecer el negocio y lo accesorio, a la hora de realizar las inversiones en sus empresas.

¿Quién no conoce los casos de empresas que en fase de startups, invierten en un gran mobiliario, despacho de 3.000€ para el jefecillo, una gran oficina, coches de empresa, tarjeta de débito de empresa, pintar muy bien la oficina…?. ¿O esas otras, que invierten un gran capital en comprar una máquina, sin haber analizado realmente su necesidad o su tasa de retorno de la inversión?, ¿o esas que realizan sus compras por inspiración o el humor con el que un día se levanten sus socios?.

Un buen gestor, debe velar porque hasta el último céntimo bajo su responsabilidad, sea invertido con una alta tasa de rentabilidad, además de invertirlo en el momento adecuado. Me encuentro casos de gastos absurdos, realizados en momentos inapropiados, que no tienen tasa de reporte de beneficio al negocio.

Una buena estrategia, es la de no escatimar JAMÁS en las inversiones en capital que vayan a parar al núcleo de tu negocio (como decía Jeff Bezos); de hecho, la mayoría de la inversión en capital, debería destinarse a tener la mejor capacidad de produción que permita el estado del arte, mediante la innovación constante (el mejor servidor, la mejor línea de envasado, el mejor sensor de fugas, …),  y además, controlando con la “soga corta” los gastos que no estén relacionados con el corazón del negocio. Piensa en el ROI antes de autorizar el gasto de un céntimo.

desde el punto de vista personal

Hace unos años me propuse limitar mis bienes físicos móbiles a lo que cabe una estantería; ya, casi lo he conseguido.

Te propongo un ejercicio de reflexión:

1. ¿Cuántas de las cosas que tienes en casa utilizas todos los días?.
2. ¿Cuántas de las cosas que tienes en casa, utilizas al menos una vez al mes?
3. ¿Cuántas de las cosas que tienes en casa, hace un año que no utilizas?
4. ¿Cuántas de las cosas que tienes en casa, no has usado nunca?
5. ¿De todo lo que tienes en casa, qué necesitarías realmente para sobrevivir y satisfacer tus necesidades básicas físicas y mentales?

Personalmente, me gusta comprar cosas que resuelven una necesidad básica y que pueden aportarme gran utilidad (desde el punto de vista de la teoría económica).

Un ejemplo: por la noche, tengo la necesidad de ver cuando leo o trabajo. Hay un invento que se llama bombillas, que cuelgan del techo, o la tienes al lado. La bombilla ilumina, y satisface mi necesidad de ver de noche. ¿Cuál es la necesidad de la lámpara?.

Muebles: Necesito almacenar en los muebles: ropa, libros, apuntes, algunos cables, fotos, los manuales de los aparatos y pocas cosas más. ¿Qué necesidad hay de llenar las casas de muebles, que luego tienes que llenar de cosas?. Si tengo pocas cosas qué guardar, pues no tengo muebles.

Realmente, pienso que todo el mundo debería hacer una reflexión antes de comprar, y ver si realmente lo que va a comprar lo necesita, y cuál es la utilidad que le va a dar. Esto lo deberíamos hacer ya no solo por nuestra economía personal, sino por la sostenibilidad del mundo.

Hay gente, que sí sabe lo que es vivir únicamente con lo estrictamente necesario, os lo puedo asegurar…

Moham & aabrilru en Sáharacocina de mi familia saharaui

Si quieres puedes esguirme en twitter: @aabrilru

Hits: 590

Rodolfo Carpintier: cuál es el emprendedor que necesita ahora España. Empresa invertible vs empresa viable

Si te mueves en el mundo de la creación de empresas, bien como emprendedor o como inversor, te interesará ver esta entrevista a Rodolfo Carpintier (@rcarpintier), dicen que uno de los principales Business Angels de España, junto a Luis Martin Cabiedes y otros.

No había visto nunca a Rodolfo en una entrevista, y he quedado gratamente sorprendido. Durante estas semanas mis sentidos no están hechos a escuchar mensajes coherentes, de calado y con sentido común como las palabras de Carpintier, al tener el oído más acostumbrado a la cantinela de discursos políticos a base de verborrea y palabras vacías (los políticos son eso, políticos, y hablan para “el pueblo”, cosas obvias para engatusar a la masa, fáciles de asimilar. Es su estrategia de comunicación, no es que todos sean tontos, sino que es como tienen que comunicar para llegar a su “público objetivo” 🙂 ).

Rodolfo nos habla en esta entrevista concedida a Business TV (de Intereconomía) con muchísimo sentido común, seguridad y natural capacidad de comunicar admirables, sobre la diferencia entre el proyecto “invertible” y el proyecto “viable”, en qué empresas invierten ellos, qué estrategia siguen… También se atreve a entrar a comentar las estrategias que desde la iniciativa pública, deberían llevarse a cabo para fomentar la creación de empresas “viables”; compara mercados emergentes con el Español y támbién pasa por encima de proyectos de éxito en los que han invertido (privalia, buyvip…), entre otros comentarios interesantes.

Da gusto escuchar a gente natural, sin prepotencia ni “shows”, gente de lo más normal, que habla con mucho sentido común. Si te mueves en este mundillo, invierte 10 minutos de tu tiempo en aprender con Rodolfo, merece la pena la inversión:

Si quieres, puedes seguirme en twitter: @aabrilru

Hits: 334

Martín Varsavsky en red innova 2011: “en España los sueldos son una porquería porque no hay suficientes empresas que se peleen por los empleados”

Comparto con vosotros este vídeo del que he hecho un remake propio con intro y readaptación de formatos. Sigo a Martín desde hace 4 años. Fué mi padrino en twitter (en 2008), vamos, que me hice twitter al ver qué él publicaba cosas, y comencé a seguirle por ahí. Al principio, solo le seguía a él porque casi nadie más lo tenía :). Me gusta seguir sus intervenciones porque la mayoría de las veces, no todas, me veo a mí mismo en sus palabras (es como reafirmar tu aspecto cuando te miras en un espejo); me alegra que alguien con su proyección pública consiga compartir nuestra visión con el resto del mundo.  Charla de Martín Varsasvky en La red Innova Madrid 2011 (por aabrilru)

Extracto de algunos de los temas de los que habla:

Qué se puede hacer para conseguir un mejor ecosistema en España e Hispanoamérica. Martín nos habla de muchos temas, entre otros: “qué se puede hacer para triunfar en un ecosistema que es lo opuesto a Silicon Valley”, founders forum en su viaje a Inglaterra, cómo David Cameron les intentaba convencer para que fueran a emprender a UK, frente a lo que se hace en España.
Zapatero, “no les votes”, “son unos incompetentes en lo que hacen para que creemos empresas”, “a veces demasiada agua también mata a las plantas (por el exceso de facilidades)”. “Presiones a las que estamos sometidos los emprendedores”. “Diferencia entre ricos y pobres en Latinoamérica”. “Diferencia entre Estados Unidos y España: ¿Por qué una persona que hace una empresa no se puede declarar en banca rota?, ¿por qué no se puede devolver la casa y te cancelan la hipoteca y ya está?”. “Obviamente, en España los sueldos son una porquería porque no hay suficiente empresas para pelearse por los empleados”. “En un día robamos 25 ejecutivos a Telefónica para fundar ya.com”. “Este país está como está porque puso todos los huevos en la canasta del ladrillo, pero hay cosas que están muy bien”, “¿Para qué coño tienen mis hijos que memorizarse los afluentes del Ebro?, hay que acabar con la memorización y avanzar con el razonamiento, hay otra educación”, “Gracias a internet, hay gente que ha conseguido escapar a la inutilidad del actual sistema educativo; hay profesionales que podemos re-educar”. “¿Por qué las empresas de internet en castellano valen tan poco”, “los rusos tienen salida a sus inversiones, nosotros no; los israelies y los chinos han desarrollado canales de acceso directo al Nasdaq”. “Hay mucho, mucho, mucho que aprender de Estados Unidos, tienen algunas cosas malas, pero hay mucho que aprender de ellos. Los Norteamericanos tienen un ecosistema para fabricar futuro”. “Problema cultural de la gente que crece en España: ¿qué quiero ser cuando sea grande?, funcionario, no emprendedor”. “Destacarse en España está mal visto”; sobre qué opinaba la gente cuando vendió ya.com, invirtieron 38M€ y la vendieron 2 años más tarde por 550M€. La gente le criticaba por “pelotazo”. “¿Qué es lo que le ofendía a los españoles de lo que hicimos con ya.com?, ¿qué tiene de malo vender una empresa?, ¿cuál es el problema, que Botín no era mi abuelo?”. Cómo invierte Martín como Business Angel: “invierto en pocas empresas, en empresas cuyos productos uso, cuyos emprendedores me caen bien, a una revalorización razonable; y cuando invierto, los emprendedores saben lo pesado que soy, porque soy un fanático del producto”.

Hits: 335

Internet de las cosas

Internet of things

Hits: 463

El empresario del pelotazo vs el empresario de principios (o el amigo graciosillo vs el amigo “de verdad”)

Si no te mueves “por principios”, no haremos buenas migas ni en la vida personal ni en los negocios

Desde pequeño, me gustó mucho analizar las pautas de comportamiento de las personas. Ahora, de mayor, leo artículos donde dicen que existe una relación entre los niños que hacen eso, componer mediante la observación una estructura de las relaciones sociales y comportamientos de los grupos con los que se relacionan, y la “inteligencia emocional” (esta característica, la sensibilidad de establecer las relaciones sociales del grupo, es solo uno de los pilares de la inteligencia emocional, hay bastantes más). Seguro que conoces a alguien que en la típica fiesta donde se mezclan distintos círculos de amigos, mete la pata con algún comentario, por no haber observado previamente las relaciones entre los individuos; y también conocerás el caso contrario, a amigos que son muy observadores y pronto captan las relaciones entre todos (van tejiendo una maraña en su cerebro) y luego usan esa información para lo que necesiten (es un plus social tener esta capacidad, ¿verdad?. Todos la tenemos, seguramente tan solo hay que intentar desarrollarla).

School Architecture, via flickr Revival Source. Báste en principios

Pero la inteligencia emocional, será materia de otro post, aunque me sirve para el arranque de este: hay personas que basan su vida en principios y otras personas que basan su vida en “otra cosa”.
O de otra forma, hay personas que se mueven con la ética del carácter y otras que se mueven con la ética de la personalidad.

Fue este verano, cuando aprendí cómo se llamaba cada cosa. Hasta ahora, observaba que una de las clasificaciones que podía hacer de las personas con las que me relaciono, era la siguiente:

tipo 1: el típico que dices: “joer, este tio es un tio de principios”, o “joer, con este tio, darse la mano es más que firmar ante notario” o que te da la sensación de sinceridad y principios, vamos… es el empresario empático, que cree en las relaciones WINWIN, que respeta a sus trabajadores, que ve de una forma sana a la competencia, vela por el bien común y por el crecimiento de las organizaciones…

tipo 2: a saber: “vaya, este tio es un negociante”, “madre mia, este tio vendería a su madre”, “vaya, con este colega no me iba yo a la montaña”, “este mucha sonrisita, pero cuando te des cuenta, tacatá…”; es posible que si no tienes “el don de la observación del comportamiento”, los del tipo 2 puedan engañarte, ya que su mayor afán es “interpretar el papel del tipo 1”, es decir, parecer personas de principios; hay que tener cuidado, porque algunos son muy hábiles. Este es el tipo de empresario “del pelotazo”, “del dinero fácil” y de “aquí hay un negocio que nos llevamos un 300% sin mover un dedo”.

Esto es lo que yo venía observando toda mi vida, hasta que este verano, en mis dos meses sabáticos, como digo, dí con una base un poco más científica. Voy a trascribir literalmente algo de Stephen R. Covey, que lo explica mejor que yo:

…casi todos los libros de más o menos los primeros ciento cincuenta años se centraban en lo que podría denominarse la “ética del carácter” como cimiento del éxito; se centraban en cosas tales como: la integridad, la humildad, la fidelidad, la mesura, el valor, la justicia, la paciencia, el esfuerzo, la simplicidad, la modestia y la “regla de oro“. La autobiografía de Benjamín Franklin es representativa de esa literatura. Se trata básicamente, de la descripción de los esfuerzos de un hombre tendentes a integrar profundamente en su naturaleza ciertos principios y hábitos.
La ética del carácter enseñaba que existen principios básicos para vivir con efectividad, y que las personas sólo pueden experimentar un verdadero éxito y una felicidad duradera cuando aprenden esos principios y los integran en su carácter básico.

Pero poco después de la Primera Guerra Mundial la concepcíon básica del éxito pasó de la ética del carácter a lo que podría llamarse la “ética de la personalidad“. El éxito pasó a ser más una función de la personalidad, de la imagen pública, de las actitudes y las conductas, habilidades y técnicas que hacen funcionar los procesos de la interacción humana [..]. Otras partes del enfoque basado en la personalidad eran claramente manipuladoras, incluso falaces; animaban a usar ciertas técnicas para conseguir gustar a las demás personas, o a fingir interés por los intereses de los otros para obtener de ellos lo que uno quisiera, o a usar el “aspecto poderoso”, o a intimidar a la gente para desviarla de su camino en la vida.

Leer esto para mí, fue descubrir un nuevo mundo. ¿No os pasa a vosotros que tenéis decenas de hipótesis en vuestra cabeza sobre las causas de las cosas en la vida (de lo más dispar que se pueda imaginar), pero que son solo hipótesis o vagas creencias, y cuando leéis algún estudio al respecto que lo avala, saltáis de alegría diciendo “¡Ya lo decía yo”!?. Es maravilloso cuando eso pasa, yo flipo de alegría.

Ahora sé que hay toda una corriente de literatura que estudia estos comportamientos basados en una u otra pauta (carácter vs personalidad), y he podido aprender más sobre ello. No os voy a aburrir con la teoría, pero sí con mis observaciones “empíricas” del día a día.

los guionistas de cine se basan en personas reales para escribir sus guiones (lo aprendí este verano en el curso de guión de cine del Círculo de Bellas Artes y la UC3)

Para que el mundo mantenga su equilibrio, todos son necesarios (la paz y la guerra, el blanco y el negro, el bien y el mal, y los colegas “del tipo 1” y los colegas “del tipo 2”). No quiero hacer un juicio de valor, diciendo que los que son de una u otra forma, son mejores o peores; ahora bien, dejo claro desde el principio, si no lo está ya, que valoro especialmente a las personas que se basan en principios, aunque siempre respetaré a las que optan por basarse en “superficialidades”, las respetaré, pero intentaré relacionarme lo menos posible con ellas.

Las personas que se basan en la personalidad (superficiales)

Desde el punto de vista personal, tampoco me importa mucho si una persona se comporta de esta forma. Soy bastante tolerante con los comportamientos en las relaciones personales (a veces no); probablemente no podré confiar en una persona que no se basa en principios, tendré relación, pero no profunda.
Aquí encontraríamos al perfil de persona que pronto entabla relación en el grupo, es simpática (vs empática) casi siempre, pero que se le nota como “que está fingiendo” y un poco forzada. Es probable que este tipo de persona, no tenga autonomía/independencia, no haya trabajado su interior, y tenga inseguridad de sí misma, por lo que necesita verse en todo contexto reforzada por el marco social. Se adapta a cada entorno, “para agradar al grupo”. Muchas veces no lo hacen intencionadamente, ni está mal que se comporten así, simplemente, les supone una vía de supervivencia. Hay que respetarles siempre, por supuesto, porque no es una postura ni mejor ni peor que otra; simplemente, recomiendo aprender a identificarlas, porque las relaciones a largo plazo se basarán en si es una persona del tipo 1 o del tipo 2.

Desde el punto de vista profesional/empresa, no tengo compasión con los de este tipo. Sería capaz de rechazar una oferta mil-millonaria si la persona que hay al otro lado, no se basa en “principios”.

Aunque no he vivido años atrás el mundo de las escuelas de negocios, creo que en ellas, hace años (y tal vez ahora también), se alimentaba este tipo de perfiles (tiburones). Es odioso.

Hago una pequeña catalogación al libre albedrío:

  • empresario del pelotazo: el que busca un negocio fácil (no entro en si legal o poco legal), una alta rentabilidad, aprovechando una gran oportunidad (oportunista). Típico perfil del puro, el Mercedes y la mariscada.
  • empresario del pelotazo II. El que quiere ganar mucho sin aportar valor: a estos los llamo “los que juegan en la rueda de arriba”; son empresarios que han florecido a la sombra de la nueva economía dominante en España hasta ahora, del dinero fácil y el crédito barato. Muchas veces, empresarios con buenos contactos “políticos”. Son los empresarios que pretenden llevarse el mayor margen en dinero de la cadena de valor del producto, sin haber incorporado ese valor al mismo. De otra forma, aquellos que no orientan su oferta al valor que realmente aportan. De estos, hay a patadas, pero gracias a Dios, las leyes de la naturaleza está acabando con ellos. Son esas empresas, que hace unos años, te pasaban un presupuesto de 20.000€ por hacerte una página web, cuando otra empresa, te la podía hacer por 3.000€, con resultados más que similares. Esta gente, la que intenta recibir más dinero del valor realmente aportado en la cadena, son una lacra para el sistema. Gracias a Dios, cada vez quedan menos, motivado por el aumento del flujo de la información (es más fácil acceder a una oferta variada) y porque “la rueda de arriba” ha cascado, y las empresas que estaban en esa liga, o han echado el cierre, o lo harán en breve.
  • empresarios/gestores que cobran 1000 veces más que sus empleados: bueno, qué voy a decir aquí que no sepáis. Consejeros inflados a “stock options” (que puso de moda Juan Villalonga en sus tiempos mozos al mando de Telefónica); “el insuperable bochorno de las Cajas de Ahorro“, con la amiga María Dolores Amorós, presidenta de la CAM a la cabeza (¿se podrá tener más poca vergüenza?).
    Las personas que aceptan esos salarios, claramente, no están basadas en la “ética de los principios” (bueno, a no ser que una vez que les han pagado, lo redistribuyan a ONGs y solo se queden con lo necesario para vivir una vida más o menos cómoda).
    En una empresa, el chico que está en el call center atendiendo a un cliente, tiene una gran responsabilidad para la empresa. En un momento determinado, es la imagen de la empresa, y todo lo que el cliente va a pensar de nosotros, depende de ese chico del call center. Y así, llamada tras llamada, y así, uno y otro, y miles de clientes. ¿No es esto también una gran responsabilidad de valor?. ¿Es “lógico” que exista una diferencia de tantos ceros entre el “currito” y el “directivo”?. Sí, bien, el empresario arriesga, y blablablá, blablablá, blablablá (yo soy empresario), pero si realmente es un empresario basado en la ética de los principios, aspira a maximizar el beneficio, ganar “un sueldo normal”, y el resto reinvertirlo en la empresa con el fin de hacerla crecer ella y todo su ecosistema (incluyendo a los trabajadores, por supuesto).
    El mercado de los directivos de las grandes corporaciones se ha vuelto loco y sin principios.
  • comerciales que venderían a su madre con una sonrisa en la boca: estos, más bien me dan pena sana (ser comercial es un trabajo muy duro).

Vosotros podríais añadir varios perfiles más a esta lista (que estaría encantado de escuchar y podría ir añadiendo como documento vivo que este post debe ser).

Las personas que se basan en principios (ética del carácter)

Intento estar dentro de este grupo. Respeto a los otros, pero a mi me gusta éste. Claramente, nadie es “puro” de uno u otro (no es blanco o negro, sino que tenemos los 2^32 tonalidades de gris 😀 ). Deberíamos distinguir la diferencia entre principios y valores. Aquí, estamos hablando de principios, no de valores. Los principios son universales, los valores no.

Los que se basan en la ética del carácter, no me atrevo a describirlos. Probablemente los que más valore de ellos, sea su principio del esfuerzo y la sinceridad. Muchas veces pasarán desapercibidos ante tus ojos, pero debes aprender a identificarlos, porque te aportarán energía positiva.

En resumen, te podrás topar en la vida con dos tipos de personas: los que se basan en los principios de la humanidad (los que llamamos basados en la ética del carácter) y los que se basan en actitudes y conductas (los que llamamos basados en la ética de la personalidad).

Un juego: Ahora te propongo para que en lo que te queda de día, y mañana, que juegues a identificar a unos y otros (los que pasen por tu despacho, con los que hables por teléfono, o a los que les respondas un email)… te hará sentar el conocimiento 😉 .

Merece la pena dedicarle unos minutos de reflexión.

PDTA1: Probablemente, mientras hayas estado leyendo este rollo, hayas estado pensando en tí mismo y en personas de tu alrededor. Si es así, es bueno, analizar los comportamientos reales para darles una coherencia y un orden en nuestra mente. Cuando encontramos una explicación a los comportamientos de las personas, parece que nos quitamos un peso de encima (Ej: ¡¡ese tio no presta atención!!, vs, ese tio tiene el síndrome de no sé qué, que es una enfermedad mental, que le hace ser despistado…)

PDTA2: espero haber podido aportarte algo nuevo a tu conocimiento o punto de vista.

PDTA3: Se aceptan comentarios, sobre todo los que estén en contra de este razonamiento, ya que esos aportan más valor aún (al incorporar otro punto de vista).

¿o no?

Si quieres seguirme en twitter, por aquí ando @aabrilru.

Gracias!

Hits: 454

La satisfacción de escuchar: “me llevo mucho más de lo que esperaba”

Desde hace unos meses colaboro como consultor de estrategia empresarial con el Centro de Apoyo a Emprendedores del Centro de referencia TIC Noroeste Región de Murcia; cuando llegan emprendedores con la idea de negocio, concertamos una cita y me reuno con ellos para orientarles en sus primeros pasos en la “startup” o hacerles desistir del intento, si no hay un modelo de negocio real detrás… El otro día, mientras iba para el Centro, pensaba que esto era como los médicos que pasan consulta en las clínicas privadas y luego además trabajan en la seguridad social (ya solo me falta hacer guardias 🙂 )

satisfaccionEscuchar a los emprendedores me apasiona. Normalmente, en la primera cita, estamos un par de horas analizando con bisturí el negocio, y tanto a ellos como a mí, se nos pasa el tiempo volando (solo me doy cuenta de que han pasado dos horas, cuando ya no tengo hueco en la pizarra para seguir escribiendo 🙂 ).

Algunas veces, entran por la puerta con una idea, y salen con otra totalmente distinta (no sé si eso es bueno, o es malo). De todas formas, hoy no quiero hablar de la consultoría y las ideas de los emprendedores, sino de la “experiencia del cliente/usuario”.

Esta mañana (por otro tema), casualmente comentaba la fórmula con mi amiga @Amparoberengui: SATISFACCIÓN = EXPECTATIVA – EXPERIENCIA

Recuerdo que la primera vez que lo comenté con ella, el verano pasado, pusimos el ejemplo de la película de cine:

“Resulta que tienes un amigo, que te cuenta realmente emocionado, que ha visto una película, y es estupenda, maravillosa, fantástica, con un argumento extraordinario, unos efectos especiales de encanto y una fotografía bestial. Al escuchar sus comentarios, te crea una gran EXPECTATIVA sobre la película. Te la pinta tan chula, que te creas una imagen previa en tu mente, un prejuicio positivo sobre la misma, en este caso, una gran expectativa.
Al final terminas cayendo en alguna sala de cine (soltando los 8 euracos de la entrada), para ver la estupenda película que te contó tu amigo; cuando sales y la comentas con tu pareja, resulta que sí, que está bien, pero no era lo que te ESPERABAS, es decir, la experiencia que has tenido con la película, tu experiencia con el producto, resulta que no ha sido tan buena como previamente pensabas que iba a ser. Al ser así, tu satisfacción es baja, te sientes un tanto insatisfecho, porque la experiencia que has tenido no ha cubierto tus expectativas.”

Como vemos, la satisfacción de la persona al vivir una experiencia (bien sea escuchar un nuevo disco, o probar un nuevo dentrífico), tiene que ver con la expectativa previa (prejuicio) que la persona tenía en su mente. Esto es importante tenerlo en cuenta si gestionamos un producto/marca, ya que si generamos una gran expectativa en nuestros clientes que luego no es cubierta, podemos tener una alta tasa de clientes insatisfechos, no por el hecho simple de que no les guste el producto, sino porque su experiencia, no ha cubierto la expectativa previa que tenían. Hay que buscar el equilibrio, llamar la atención para que la gente sienta la necesidad de probarnos, pero siempre con el as en la manga guardado para que la experiencia de uso, supere a la expectativa creada, y así podamos intentar tener una mayor cantidad de clientes satisfechos.

En la consulta de estrategia empresarial que he tenido esta tarde, al final, haciendo el repaso de las tres ideas básicas del plan de negocio, el chico me ha comentado: “Angel,  la verdad es que llevo mucho más de lo que esperaba”, “pensaba comenzar en unos días, pero voy a necesitar 3 o cuatro semanas para pensar todo lo que me has dicho” (experiencia > expectativa –> satisfacción ++++ 😉 )

PDTA: En realidad, el satisfecho y agradecido con todos los emprendedores que pasan por el CRTICNRM soy yo, por darme la oportunidad de compartir con ellos sus sueños…

aabrilru

Hits: 302