Sobre los envases y los plásticos (vídeo)

image_pdfimage_print

Los que seguís mi particular forma de ver la vida, estáis familiarizados con la sensibilidad que tengo hacia los temas medioambientales. Hace unos años, diversos artículos y algunos documentales, despertaron en mi una gran inquietud respecto al alto consumo de envases (y plásticos en general) al que nos hemos adherido en el mundo desarrollado.

En una de las visitas que hice a Marruecos hace unos años, quedó impresa en mi memoria la imagen de los alrededores de una de las ciudades por las que pasamos (era alguna cerca de Ourzazate). Las bolsas de plástico estaban dispersas por todas partes, reboloteando o mezcladas con la arena, alrededor de varios kilómetros en torno a la urbe. Cuando reflexiono al respecto, creo que aquella imagen representó para mi una muestra de hacia dónde podíamos estar dirigiéndonos si no hacíamos algo para evitarlo.

Si observamos nuestro día a día, en un hogar habitual, son decenas los envases que se arrojan a la basura a lo largo de la semana. En muchos casos, envases sin apenas uso. Aunque parezca insignificante, porque ya hemos interiorizado la situación —como antes veíamos normal que la gente fumase en salas de espera, en la oficina, en el autobús…—, la fabricación de los envases tiene un impacto aguas abajo y aguas arriba en la cadena de consumo (y en todo el círculo económico y vital). Han tenido que ser gastados recursos para su fabricación, y a su vez, tenemos que gastar recursos para intentar su aprovechamiento a través del reciclado. Recursos que no son gratuitos para el planeta Tierra.

El reciclado está bien, pero no es la solución óptima. Bajo mi punto de vista —sin ser especialista al respecto—, el mejor reciclado de un residuo es aquel que no llega a generarse. Al menos yo aspiro al consumo 0 (cero) desperdicios o incluso al fomento de la economía circular en todos aquellos proyectos en los que participo.

Usamos botellas de plástico para el agua o los refrescos, embalajes de plástico para unas pocas lonchas de embutido, un blister de plástico para una pequeña tarjeta de memoria, objetos de plástico de usar y tirar, como si nuestra acción no tuviese un impacto para el mundo que nos rodea. Y sí lo tiene.

Poco a poco son mayores las iniciativas que intentan concienciarnos en este sentido: «Europa da luz verde a la prohibición del uso de bolsas de plástico», «Francia prohibirá los platos y vasos de plástico a partir del 2020», «Un supermercado sin envases, en Berlín»… aunque no son suficientes.

En la inquietud que este tema me genera, hace poco más de un año comencé a acumular en casa los envases que consumía. De por sí, intento consumir los mínimos envases posibles, algo que no me resulta complicado porque además intento consumir los mínimos productos procesados posibles, y aún así, durante un año he llegado a acumular más de 2 metros cuadrados de envases.

He realizado un pequeño documental —con mi habitual toque de humor :)— que he partido en tres capítulos. En ellos reflexiono sobre el tema y podéis ver la cantidad de envases que acumulé, así como las cuentas que hice para extrapolar mi consumo a una población ejemplo como la ciudad de Madrid (con sus tres millones de habitantes). En este enlace de aquí podéis ver la lista de Youtube con los tres capítulos completos: Lista «El problema de los envases y los plásticos (3 capítulos completos)».

Y si te interesa una visión más profunda, científica y profesional al respecto, puedes ver los siguientes documentales:

· «Envases que dejan huella», El Escarabajo Verde, La2 RTVE, emitido el 9 de Septiembre de 2016
· «Sopa de plástico. 1ª parte», El Escarabajo Verde, La2 RTVE, emitido el 14 de Junio de 2013
· «Sopa de plástico. 2ª parte», El Escarabajo Verde, La2 RTVE, emitido el 28 de Junio de 2013
· «Océanos de plástico», emitido en el programa La noche temática, la2 RTVE, el 26 de Mayo de 2014

Los puedes encontrar también en Youtube.

No quiero hacerte cambiar de opinión. Me conformaría con que reflexionases un poco al respecto, porque, aunque creas que tu sola acción no puede cambiar el mundo, sí lo puede hacer el agregado de muchas pequeñas acciones como la tuya, como la mía y como la de tu amigo y como la de tu vecino y como la de tu compañero de trabajo. El camino comienza en cada uno de nosotros.

Gracias por estar ahí.
Abrazos,
Angel.

———–
¡Si te gustan mis reflexiones sígueme!:
Facebook: https://www.facebook.com/paginadeangelabril/
Twitter: https://twitter.com/aabrilru
Youtube: https://www.youtube.com/user/aabrilru?sub_confirmation=1
Suscríbete al aviso por email: ¡Quiero que me llegue un email cuando haya un nuevo artículo!
———-
El problema de los envases y los plásticos (capítulo 3), «Alegato final»

Hits: 202
image_pdfimage_print

Si te gustó/sirvió puedes hacerme un donativo aquí (desde 1€). Lo invertiré en seguir compartiendo conocimiento. ¡Gracias!

.........Puedes donar con Paypal, tarjeta o transferencia.........
(Es pago seguro)

Si te ha gustado este blog, SUSCRÍBETE aquí (tan solo tienes que anotar tu email).
Te llegará un aviso cada vez que publique nuevos artículos.

Para que te llegue un email cada vez que escribo un nuevo post inscríbete pinchando en este sobre naranja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *