Tag Archive: consultoría estratégica

Punto y seguido. Vendí las acciones de mi empresa de Madrid. ¡A reinventarse de nuevo!

Mi amiga @anaborg -que es muy sabia- me dijo hace 3 o 4 años algo así como que “la manzana cae del árbol cuando está en su punto”; es una frase que guardo con mucho cariño desde entonces.

Los melocotoneros de papá florecen cada año

Aunque la virtud de la naturaleza es provocarnos preguntas constantes, a veces también nos regala respuestas. Cuando el invierno muere, la sabia primaveral despierta con latente y vigorosa energía. Es así, año tras año, y así debe ser para que la evolución siga abriéndose paso. Una renovación constante.

La semana pasada cayó una manzana importante en mi vida. Tras varios meses de negociación, vendí las acciones de “mi empresa” de Madrid. Es la empresa donde he estado trabajando principalmente durante los últimos 6 años, aunque con esta salida no he puesto fin a mi vena emprendora/empresarial, ya que aún sigo participando en otras dos sociedades: Esdide -ayudé en su nacimiento y luego pasé a ocupar una labor de inversor no ejecutivo- e Interlemon, que es la empresa familiar, donde echo una mano como administrador de la sociedad.

Han sido unos meses bastante duros y desequilibrados -peor lo segundo que lo primero-. He aprendido mucho de abogados, de cómo funcionan los burofax, de la buena constumbre que sería realizar el documento no habitual de “pacto de socios” al inicio de una sociedad, de todos los Continue Reading

Hits: 764

Entrevista en FICOD 2011 – Angel Abril Ruiz (@aabrilru)

Dejo aquí la entrevista que me hicieron los amigos de @agoranews para FICOC TV en la edición de FICOD 2011.

Hablo sobre mis experiencias en las dos empresas en las que participo y sobre mi vocación por fomentar “el arte de emprender”. Tal vez pueda aportarte algo, aunque no lo tengo seguro…
5 minutillos de minientrevista (sin preparar y en riguroso directo 🙂 )

Si quieres nos vemos por twitter: @aabrilru

Hits: 274

La satisfacción de escuchar: “me llevo mucho más de lo que esperaba”

Desde hace unos meses colaboro como consultor de estrategia empresarial con el Centro de Apoyo a Emprendedores del Centro de referencia TIC Noroeste Región de Murcia; cuando llegan emprendedores con la idea de negocio, concertamos una cita y me reuno con ellos para orientarles en sus primeros pasos en la “startup” o hacerles desistir del intento, si no hay un modelo de negocio real detrás… El otro día, mientras iba para el Centro, pensaba que esto era como los médicos que pasan consulta en las clínicas privadas y luego además trabajan en la seguridad social (ya solo me falta hacer guardias 🙂 )

satisfaccionEscuchar a los emprendedores me apasiona. Normalmente, en la primera cita, estamos un par de horas analizando con bisturí el negocio, y tanto a ellos como a mí, se nos pasa el tiempo volando (solo me doy cuenta de que han pasado dos horas, cuando ya no tengo hueco en la pizarra para seguir escribiendo 🙂 ).

Algunas veces, entran por la puerta con una idea, y salen con otra totalmente distinta (no sé si eso es bueno, o es malo). De todas formas, hoy no quiero hablar de la consultoría y las ideas de los emprendedores, sino de la “experiencia del cliente/usuario”.

Esta mañana (por otro tema), casualmente comentaba la fórmula con mi amiga @Amparoberengui: SATISFACCIÓN = EXPECTATIVA – EXPERIENCIA

Recuerdo que la primera vez que lo comenté con ella, el verano pasado, pusimos el ejemplo de la película de cine:

“Resulta que tienes un amigo, que te cuenta realmente emocionado, que ha visto una película, y es estupenda, maravillosa, fantástica, con un argumento extraordinario, unos efectos especiales de encanto y una fotografía bestial. Al escuchar sus comentarios, te crea una gran EXPECTATIVA sobre la película. Te la pinta tan chula, que te creas una imagen previa en tu mente, un prejuicio positivo sobre la misma, en este caso, una gran expectativa.
Al final terminas cayendo en alguna sala de cine (soltando los 8 euracos de la entrada), para ver la estupenda película que te contó tu amigo; cuando sales y la comentas con tu pareja, resulta que sí, que está bien, pero no era lo que te ESPERABAS, es decir, la experiencia que has tenido con la película, tu experiencia con el producto, resulta que no ha sido tan buena como previamente pensabas que iba a ser. Al ser así, tu satisfacción es baja, te sientes un tanto insatisfecho, porque la experiencia que has tenido no ha cubierto tus expectativas.”

Como vemos, la satisfacción de la persona al vivir una experiencia (bien sea escuchar un nuevo disco, o probar un nuevo dentrífico), tiene que ver con la expectativa previa (prejuicio) que la persona tenía en su mente. Esto es importante tenerlo en cuenta si gestionamos un producto/marca, ya que si generamos una gran expectativa en nuestros clientes que luego no es cubierta, podemos tener una alta tasa de clientes insatisfechos, no por el hecho simple de que no les guste el producto, sino porque su experiencia, no ha cubierto la expectativa previa que tenían. Hay que buscar el equilibrio, llamar la atención para que la gente sienta la necesidad de probarnos, pero siempre con el as en la manga guardado para que la experiencia de uso, supere a la expectativa creada, y así podamos intentar tener una mayor cantidad de clientes satisfechos.

En la consulta de estrategia empresarial que he tenido esta tarde, al final, haciendo el repaso de las tres ideas básicas del plan de negocio, el chico me ha comentado: “Angel,  la verdad es que llevo mucho más de lo que esperaba”, “pensaba comenzar en unos días, pero voy a necesitar 3 o cuatro semanas para pensar todo lo que me has dicho” (experiencia > expectativa –> satisfacción ++++ 😉 )

PDTA: En realidad, el satisfecho y agradecido con todos los emprendedores que pasan por el CRTICNRM soy yo, por darme la oportunidad de compartir con ellos sus sueños…

aabrilru

Hits: 302