Libros que he escrito

Aquí intento llevar un listado de mis escritos más destacados.

  1. «Personalidades múltiples: (Des)honestidad, ciencia y una tesis fracasada con Salvador Ruiz de Maya e Inés López López» (2017) (aquí >>).«Personalidades múltiples, (des)honestidad, ciencia y una tesis fracasada con Salvador Ruiz de Maya e Inés López López» (2017), Angel Abril-Ruiz
  2. «Manzanas podridas: Malas prácticas de investigación y ciencia descuidada» (2019) (aquí >>).
    Manzanas podridas: malas prácticas de investigación y ciencia descuidada
  3. «Guía para ahorrar en la factura de la luz —en España. #NoRegalesTuDineroALasElectricas» (1ª edición 2020, 2ª edición 2021) (aquí >>).Guía para ahorrar en la factura de la luz —en España
  4. «Cómo invertir tus ahorros a los veintitantos o más sin ser un experto» (2021) (aquí >>).
    Cómo invertir tus ahorros a los veintitantos o más sin ser un experto. Introducción a la inversión (Bulidomics II)

Una de las cosas a las que más me gusta dedicar el tiempo es a escribir. Recuerdo una quedada con mis grandes amigos de la infancia Juanfran y Vero para unas cerves allá por el 2014. Fueron unas cañas de reencuentro de esas que no se olvidan. En aquellos momentos estaba enfrascado en el doctorado, un poco desorientado. Recuerdo que fue en el pub al que nos acoplamos después de tomar algo en la Plaza de la Catedral, quizá por la 4ª o 5ª cerveza, o quizá por el segundo mojito, cuando Juanfran me soltó: «Ángel, lo que tú tienes que hacer en la vida es escribir. Acuérdate cuando estábamos en el instituto y también durante la carrera, en Gandía, que escribiste varios relatos y estaban muy chulos. Igual has nacido para ser escritor y aún no lo sabes».

Juanfran es un tío muy listo, aparte de buena y peculiar persona. Aquella frase me dejó marcado. Por su puesto que no he nacido para ser escritor, soy mediocre como en tantísimas cosas, pero lo cierto es que escribiendo (y programando) es como más estados de flujo consigo. Además, como no tengo hijos, mis escritos serán de lo poco que podré aportar a las siguientes generaciones —algunos psicólogos dicen que luchamos por perpetuar nuestros genes, yo lo hago por los memes.

Como persona aplicada y pragmática (soy ingeniero de vocación), no puedo evitar que mis escritos tengan esta esencia: la utilidad. No intento escribir bello sino útil. Por esto, lo que habitualmente escribo, y supongo seguiré escribiendo, tiene la pretensión de difundir ideas y conocimiento con el objetivo cercano de intentar resolver problemas y el final de intentar mejorar el mundo.

Hits: 833