Travesías y corredor

Enlaces a páginas con información específica sobre mis aventuras:

  1. «GR11 (o Travesía Transpirenaica) en 21 días» (2017).
    GR11, Angel Abril-Ruiz

    Inicio de la Travesía Transpirenaica en Cap de Creus (17 de agosto de 2017)

    Probablemente esta sea la travesía más dura que haya hecho y vaya a hacer en mi vida. Echando la vista atrás no puedo llegar a adivinar de dónde saqué la fuerza para conseguirlo.
    21 días atravesando los Pirineos en solitario y autosuficiencia desde Cap de Creus (Girona) hasta Cabo Higuer (Fuenterrabia, Guipuzcoa). Unos 850 kilómetros con unos 84.000 metros de desnivel acumulado (el equivalente a 20 maratones de montaña), un día tras otro, sin descanso; portando unos 17 kilos de media en la espalda (llevaba mi propia tienda de campaña), durmiendo cada noche a la intemperie, sin hacer uso de refugios ni albergues. Me aprovisionada cada varios días en pasos por zonas humanas.
    Lo que viví aquellos días supongo que se irá conmigo a la tumba —sobre todo lloré, lloré muchísimo… Francamente, creo que sería incapaz de volver a repetirlo.

    «GR 11: somos animales». Angel Abril bebiendo en un riachuelo durante la travesía transpirenaica. Foto tomada el 19/08/17, a las 12:38, en algún lugar entre La Junquera (Girona) > Ermita/Cementerio de Sant Miquel de Bassegoda (Girona)

    «GR 11: somos animales». Angel Abril bebiendo en un riachuelo durante la travesía transpirenaica. Foto tomada el 19/08/17, a las 12:38, en algún lugar entre La Junquera (Girona) > Ermita/Cementerio de Sant Miquel de Bassegoda (Girona)

    Estaría genial poder dedicar algunas semanas en el futuro para escribir sobre la aventura o hacer algún pequeño documental, quizá lo haga en mi jubilación 😃.

    Aquí puedes ver las fotos, la documentación, la logística que necesité y un diario sobre cada etapa (aquí >>).
    Y aquí puedes ver la entrada resumida que escribí en La bitácora de Aabrilru con las sensaciones que tuve durante la experiencia: «GR11 y la búsqueda de respuestas».


  2. «Marathon Des Sables/Maratón de las arenas» (2012).
    Sr. Ornitorrinco y Aabrilru en el Marathon Des Sables 2017

    Sr. Ornitorrinco y Aabrilru en el Marathon Des Sables (MDS) 2017

    El MDS es una de las pruebas de ultrafondo más duras del mundo (dicen); han fallecido corredores en varias ediciones. Son siete maratones consecutivos por el desierto Argelia/Marruecos, en autosuficiencia (esto quiere decir que tú mismo te tienes que proveer de la alimentación y todo lo que necesites durante esos días); la organización lo único que te facilita son unas pocas botellas de agua al día durante cada uno de los siete días que dura la prueba (para que bebas y te limpies como consideres oportuno, si quieres 😅). Fue una experiencia que sin duda me hizo crecer (aquí >>).

    Y aquí puedes ver y leer la contraportada del periódico con la entrevista que me hicieron al regreso:  «Entrevista en La Opinión (contraportada) pericias en el 27º MDS».


  3. «Carros de Foc en 36 horas» (2011).
    Diario, logística y curiosidades sobre la afamada ruta circular «Carros de foc», en el pirineo leridano. La hice por primera vez en 2011 (aquí >>).

    Se acerca la tormenta en Carros de foc (Agosto, 2011)

    Se avecina la tormenta en Carros de foc (Agosto 2011)


  4. Carreras de montaña o urbanas en las que he participado durante estos años (solo anotadas por encima de 21 kilómetros) (aquí >>)
    En el paso de Los claveles, durante el GTP 2013

    En el paso de Los claveles de Peñalara, durante el GTP 2013


Me fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente... Thoreau

«Me fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente…», Thoreau. Imagen tomada de Pablo Muñoz en https://twitter.com/pablo_jack/status/767861970301321216/photo/1

Llevo casi toda la vida corriendo. Recuerdo que comencé a correr cuando me suspendieron educación física en BUP: tenía miedo a hacer el pino y a saltar el plinto voltereta. Aquel verano comencé a correr para intentar sacar el mejor tiempo en las pruebas de recuperación de septiembre, con la esperanza de obtener un buen tiempo en carrera que pudiera compensar mis pocas destrezas kinestésicas. Aprobé y un virus quedó inoculado en mi interior 😅.

Desde entonces no he parado de correr y caminar.

En cuanto a la montaña, desde pequeño fui aficionado a las excursiones por el monte (me crie en un pueblo entre montañas), pero no fue hasta mi primera etapa en Madrid cuando supe lo que es la media/alta montaña (gracias a mis hermanos Ricardo Arévalo y a Álvaro Gómez); por el dos mil y poco hice mis primeras subidas a la sierra de Madrid (ahora Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama) y conocí la inmensidad de los Pirineos.

Simultáneamente encontré el placer en caminar y vendrían un par de Caminos de Santiago, del que quedé totalmente enamorado.

La montaña, el monte, el bosque en soledad tiene una energía especial. Entonces comencé a comprender las palabras de Thoreau: «Me fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente…»

Una vida entre montañas y grandes amigos

Una vida entre montañas y grandes amigos

Hits: 625