Etiqueta: sgae

image_pdfimage_print

Artículo Óscar Molina: «Vivís de mi dinero»

Mi colega Antonio me ha remitido este artículo. Lo pongo aquí porque quiero conservarlo, dice algunas cosas con las que estoy bastante de acuerdo. Ctrl C -> Ctrl V

————————

Tremendo y certero articulo de un tal Oscar Molina. Extraodinario.

Vivís de mi dinero

Oscar Molina. Clases Medias.12 de diciembre 2009http://vicentvercher.files.wordpress.com/2008/02/120343338700620080219-969651dn.jpg

Paso fuera de mi casa y lejos de mi familia una media mensual de 360 horas (15 días completos), contribuyo al fisco con un 40% de mi salario; entre impuestos directos, indirectos, tasas obligatorias y demás gravámenes, trabajo más de la mitad del año para el Estado. Pago un colegio a mis hijos, mientras financio un sistema de educación pública; me dejo un turrón en una póliza de sanidad privada, pero abono religiosamente mi correspondiente diezmo para que muchos puedan tener cuidados médicos. De lo segundo no me quejo (a pesar de que nadie me lo reconozca) y de lo primero no me quejaría si no fuese porque la educación pública consiste en meter a los niños en fábricas de ignorantes donde sólo se hace hincapié en su adoctrinamiento en un conjunto de paridas sin sentido.

Muchos están peor que yo. Se levantan a las 6 de la mañana, vuelven a casa cuando sus hijos se van a la cama, conviven con la cotidiana amenaza de perder su trabajo y hacen encaje de bolillos para que el fruto de su sacrificio vital les permita llegar a fin de mes.

Y otros, de número creciente, están aún peor. Han perdido su trabajo y conservan escasas esperanzas de conseguir otro.

Todos, de alguna manera, ponemos un montón de dinero para que vosotros, que sois muchos, os alimentéis de nuestra pasta.

Porque vosotros, incompetentes ejecutivos de la nada, mediocres gobernantes de nuestro Estado central, vivís de nuestro dinero. Sois parte un elefantiásico entramado de Ministros, Secretarios de Estado, Directores Generales, y parásitos varios que contáis con un ejército de asesores, viajáis en coche oficial y reserváis Clase Preferente en vuestros viajes privados, con mi dinero. A cambio, resultáis totalmente incapaces de resolver nuestros problemas, no garantizáis nuestra seguridad ni dentro ni fuera de España, no nos protegéis del desempleo, ni prestáis servicio alguno. Sólo se os ocurren normas para coartar nuestra libertad, para vigilarnos, atemorizarnos y decidir qué es bueno para nosotros. Tomáis posesión de nuestra vida pública, privada y de nuestro dinero para complicarnos la vida, y parís normativas orientadas a seguir siendo necesarios, a no permitirnos deshaceros de vosotros.

Por si fuese poco, inventáis problemas inexistentes, enfrentáis a la sociedad reabriendo debates cerrados, legisláis para cuatro, y tenéis la jeta de pagar un sueldo a majaderas de manual sin el menor sentido el ridículo que nos hablan de “acontecimientos planetarios”. Todo con mi dinero.

Vosotros, prebostes de alguno de los diecisiete gloriosos mini-estados autonómicos, también vivís de mi pasta. Unos subidos a cuentos imposibles como la fábula de Aitor, otros mitificando a unos segadores de hace cuatrocientos años. Los demás, a rueda de éstos, os habéis montado un chiringuito de consejerías, direcciones, subdirecciones, patronatos, embajadas y demás máquinas de gastar. Con mi dinero, claro está. Usáis la pasta que yo Continue Reading

Hits: 16506

Solo algunos derechos reservados: Creative Commons y cultura libre. Una legislación sin sentido

creativecommons_logoLeo a través de  este artículo de la Fundación Telefónica, una transcripción de la conferencia que recientemente impartió Larry Lessig, el creador de las licencias del tipo Creative Commons; este tipo de licencia, permite que los autores de trabajos susceptibles a ser protegidos por las leyes de propiedad intelectual (libros, música, artículos en blogs, fotos, vídeos, etc.) puedan dar permiso a terceros para que usen gratuita y legalmente sus trabajos, siempre que respeten una serie de condiciones, sin perder sus derechos de propiedad intelectual. Es el punto intermedio entre el copyright y el «dominio público».

Me ha encantado el enfoque con el que Lessig da a la conferencia, introduciendo una serie de metáforas que se ven lógicas, obvias y fáciles de entender por el público en general para hacer luego un paralelismo con la cuestión de fondo, los derechos de autor.
Interesante también la denominación de cultura de «solo lectura» y de «lectura y escritura» con la que describe el comportamiento de la población frente al hecho cultural. Ahora nos encontramos en una sociedad de «lectura-escritura», ya que la producción de contenidos culturales se ha democratizado totalmente; ya no solo puede producir un video, «una película», grabar una canción, etc, las empresas dedicadas a eso, con grandes equipos y presupuestos, sino que cualquiera con unos recursos mínimos, es capaz de crear contenido cultural, o remezclar con otro enfoque el ya existente.

En la parte final del artículo, comenta su opinión sobre el reciente canon digital de la SGAE en España, «se está pagando por partida doble los derechos de autor»:

Resulta curioso cómo Europa ha adoptado las peores opciones en cuanto a normas de derechos de autor. Se puede plasmar lo que mi colega Terry Fisher de Harvard sugiere. Por un lado, se puede crear un sistema por el que se imponga el pago de impuestos de la manera más eficaz posible, aunque no creo que éste sea el caso para los aparatos. Se puede pagar a los creadores y, posteriormente, gozar del derecho a copiar libremente lo que uno desee y no usar los sistemas tecnológicos de bloqueo deliberado. En EEUU no se impone este canon, pero existe tecnología que impide copiar a la gente.

La otra solución que se puede adoptar es ser fiel al modelo de EEUU, en el que imponen muy pocos de estos impuestos, pero sí hay controles tecnológicos que limitan el número de copias. En España se ha adoptado ambos sistemas simultáneamente. Se paga por copiar, pero no existe el derecho de producir copias. ¿Qué quiere decir esto? Simplemente que se está pagando los derechos de autor por partida doble, algo que no tiene sentido.

Un punto de vista y planteamiento a tener en cuenta por la claridad de ideas puesta sobre la mesa.

un abrazo,
aabrilru

Hits: 514