Sonríe, alza los brazos… cómo tu actitud corporal modifica tu estado de ánimo

Es habitual pensar que los cambios en el ánimo provocan cambios en el cuerpo: si estamos tristes, ponemos cara triste, si nos sentimos aburridos, nuestra cara y comportamiento del cuerpo dará muestras de aburrimiento. Algo parecido a esto es lo que conocemos como psicosomatismo. Un ejemplo de psicosomatismo podría ser el momento en que una depresión -psique-, comienza a afectar a nuestro cuerpo disminuyendo las defensas del sistema inmunológico -cuerpo-…

Sonrisa - vía flickr Geko78. Thanks!

Desde hace un tiempo los científicos están investigando un hecho sorprendente, y es que el sentido contrario también funciona: el estado del cuerpo (incluso la postura instantánea) afecta al estado anímico.

En la práctica, esto quiere decir que si nos ponemos delante de un espejo y «físicamente» sonreímos, este acto influirá en nuestro estado anímico provocando un aumento de nuestra alegría interior. Si alzamos los brazos -como la señal de victoria- nos dará auto-confianza.

Encontré esta teoría por primera vez hace un par de años en la conferencia de Amy Cuddy en TED y ahora vuelvo a ver la misma idea citada en el artículo de A.Krishna et al (2013) (doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.jcps.2013.12.006).

Cuando te encuentres triste, fuerza la sonrisa en tu rostro y tal vez consigas sentirte más feliz.

Un besito y una besita,
Angel (@aabrilru)
———–
¡Si te gustan mis reflexiones sígueme!:
Facebook: https://www.facebook.com/paginadeangelabril/
Twitter: https://twitter.com/aabrilru
Youtube: https://www.youtube.com/user/aabrilru?sub_confirmation=1
Suscríbete al aviso por email: ¡Quiero que me llegue un email cuando haya un nuevo artículo!
———-




Esta semana estuve en el TEDxMadridChange en LaCasaEncendida – Cuestionamos todo y la patria Tierra

Foto de familia del TEDxMadridChange 2013

Esta semana se celebró el TEDxChange 2013 en Seatle. Gracias a «los milagros de TED» pudimos verlo desde unos 200 puntos del planeta a la vez. Personas reunidas entorno a sentimientos e ideas comunes o divergentes, pero ante todo dispuestos a cuestionarlas.

Yo asistí al evento de Madrid, que organizó TEDxMadrid en LaCasaEncendida. Para los que no conozcais el TEDxChange (yo no lo conocía hasta hace un mes), es un TED independiente (de ahí la x) que organiza la Bill y Melinda Gates Fundation. El claim de este año era: «Disrupción positiva».

Fueron alrededor de seis ponentes (en el microsite del evento podéis ver el listado con los ponentes); creo que duró un par de horas. Os lo comento por si queréis verlo porque está ya disponible en Facebook, en versión original en Inglés y audio-doblado al castellano y otros idiomas.

¿Si se vió o escuchó algo disruptivo?, la mayoría de los asistentes, como compartimos en el debate posterior, pensamos que no demasiado (bien es cierto que la traducción al castellano era muy pobre y probablemente perdíamos gran parte del mensaje; en algunos momentos escucharlo en Inglés hubiese sido más comprensible 🙂 ).

Las charlas giraron entorno a los núcleos de actuación de la Fundación Gates, como esperábamos: salud global, hambre en el mundo, pobreza, activismo social

Al finalizar la retransmisión los asistentes «físicamente» en La Casa Encendida pudimos establecer un debate; me atrevería a decir, sin intención de ser extremo, que el debate posterior fue tan gratificante para el pensamiento (o incluso más) que la propia charla de los ponentes TED.

Me gustó mucho la idea que durante el preámbulo enfatizó en varias ocasiones la maestra de ceremonia del evento, Antonella Broglia: aquí estamos para cuestionarlo todo: cuestionamos TED, cuestionamos las ideas de los ponentes de TED, cuestionamos nuestras propias ideas. Lo cuestionamos todo.

En el debate posterior compartieron sus reflesiones con todos Fernando (Mozambique), Eric (México), Beatriz (tocó el tema de las vacunas/farmaceúticas/intereses económicos), Alexis (Cuba), Yeraldin (México), Macarena, Paloma…

Algunas notas que tomé de las charlas TED de Seatle:

Halima Hima, una niña de la India: «Una vez mi padre me dijo: tienes que ser como un camello pero no dejes que te traten como a un camello«.

David Fasanya, un poeta callejero Newyorker compartió en sus versos un interesante planteamiento respecto al poder que la hiperconectividad ha dado al mundo desarrollado: «nuestros dedos tienen la capacidad de cambiar el mundo«

Roger Thurow, experiodista del WSJ (ahora activista), puso sobre la mesa el problema del hambre: ¿cómo pudimos consentir en el siglo XXI una hambruna como en Etiopia cuando la producción alimentaria del planeta es muy superior a sus necesidades?. Estuvo varios años viviendo en África (no recuerdo ahora el país). Me quedo con esta sentencia: «Cuando miras a los ojos de alguien que muere de hambre eres contagiado con la enfermedad del alma«.

Creo que la reflexión que más me removió fue la que compartió Alexis, de Cuba, que estaba a mi lado, cuando dijo algo así como que él consideraba que su patria era España, o Francia, o Cuba o aquel lugar donde estaba en cada momento; de hecho, consideraba el sentimiento de patria como ciudadano del mundo….

Estoy totalmente con Alexis, somos pobladores de La Tierra, ¿qué sentido tiene la distinción de ciudadanos entre ciudades, regiones, países?.

«La patria» es un concepto problemático, puede traer guerra, enfrentamientos. Me gusta pensar que la patria es el mundo y que todos pertenecemos a la misma patria.

Por cierto, intenta llevar una vida sostenible, te doy las gracias.

Besas y besos,
aabrilru