Category Archive: economía

Lo que nunca antes había contado a nadie sobre mi vida low cost

(Descárgate aquí este artículo en PDF. Probablemente lo leerás más cómodo y lo podrás guardar ¡¡para consultar cuando quieras!!)

Hola chicos!! Hace tiempo que no os cuento nada por aquí. Hoy toca 🙂 .
Quiero hacer un pequeño paréntesis en mi concentración en los estudios de doctorado y elaboración de la tesis, que como muchos de vosotros sabéis, me está haciendo pasar unos meses muy malos, no la peor época de mi vida, porque he tenido alguna peor, pero sí la época en la que psicológicamente me he sentido más herido —humillación, anulación total de mi propia voluntad—, hasta el extremo de llegar a tener crisis agudas de ansiedad que me han llevado a replantearme mi propia existencia en este mundo. Una mala época… pero tenemos que ser positivos!! (ya os contaré con más detalle en un blog específico que he ido escribiendo sobre ello). Así que creo que me viene muy bien desconectar un par de horas y compartir esta reflexión con vosotros 🙂 (por cierto, gracias a todos los que me estáis apoyando en estos malos momentos!!)

 

Citroen 2 caballos Ibiza Love

 

Os cuento. Hoy, aprovechando la visita de Sheila estos días, con la que he charlado largo sobre esto, os voy a contar algo que nunca antes había contado a nadie: las ideas que me llevaron a adoptar mi forma low cost de vida.
Sheila vive en el sur de Inglaterra, en la región de Dorset, y ha recorrido gran parte del mundo. Ha estado unos días de visita en España porque Continue Reading

Hits: 1225

Cómo arreglé el Ipad por menos de 2€ – y la obsolescencia programada

Los que habéis visto el documental “Comprar, tirar, comprar – RTVE” estaréis familiarizados con el tema.
En las últimas décadas nos hemos sumergido en la dinámica del usar y tirar. Compramos cosas que no duran demasiado, se rompen y las tiramos. A veces las tiramos porque nos sale más barato comprar una unidad nueva que reparar la que tenemos. Otras veces las tiramos, no porque se hayan roto, sino por el deseo de cambiar porque han salido modelos nuevos al mercado –obsolescencia inducida hábilmente por mis compañeros profesionales del marketing que inconscientemente nos dice: “¡compra, compra, compra, ha salido el modelo nuevo y si no lo compras estás fuera de onda y los demás te mirarán mal!”. Y nosotros vamos y picamos, almas de cántaro… 😛

Otra cosa que perturba mi inquietud es la obsolescencia programadaideada por algunas marcas o por la propia dinámica del mercado actual*: construyen productos adrede para una vida más corta de la que podrían tener.
La cosa es que poco a poco nos hemos ido acostumbrando a esto, pero no siempre fue así (hubo un tiempo en el que los frigoríficos duraban 20 años, las teles 15 años y así…)

Por otra parte y añadido a lo anterior, también pienso en las teorías que indican que estamos inmersos en un Continue Reading

Hits: 710

Os cuento los 2 trucos que hice para ahorrar en la factura de la luz: Reducir la potencia + bono social

Habitualmente somos muchos los que nos quejamos de las cosas, pero no tantos los que hacemos algo por cambiar las circunstancias. Probablemente, una de las quejas más habituales de los consumidores sea la de la factura de la luz, esa desagradable amiga que nos visita cada dos meses para recordarnos cuán caro es vivir montado en este loco ritmo de vida consumista.

Sí, nos gusta tener aire acondicionado para estar fresquitos, nos gusta disfrutar del agua caliente en invierno, tener decenas de aparatejos enchufados, estar iluminados por la noche como si fuese de día, conectar varias televisiones en casa, incluso de forma simultánea, incluso una para cada miembro de la familia, el microondas es maravilloso, el frigorífico un avance sin parangón… pero todo ello consume energía.
Es cierto que la tecnología está evolucionando hacia aparatos cada vez más verdes, con un consumo menor, que nos permiten gastar de forma más eficiente. Pero probablemente estemos olvidando que el aparato más avanzado y poderoso lo llevamos de serie -al menos en las afortunadas economías democráticas- y es nuestro poder de decisión. En cada momento somos nosotros los que decidimos cuándo, dónde o cuánto consumir.

Hace unos meses leyendo el muro de un amigo en facebook, un comentarista estaba quejándose de lo mucho que pagaba en la factura de la luz. Por aquel entonces, comenté que los usuarios teníamos a nuestra disposición herramientas para disminuir el montante de nuestra factura mensual, herramientas tales como disminuir la potencia que tenemos contratada o solicitar el bono social.
Ante el aparente desconocimiento generalizado de este tema, me comprometí a contar en unos vídeos cómo podían hacerse ambas cosas, y ¡aquí está el resultado!

En los siguientes vídeos os cuento cómo poder reducir vuestra factura mensual. Probablemente no todos vosotros podáis aplicar ambos trucos, pero sí la mayoría de vosotros. Yo reduje la potencia que tengo contratada en casa (de 4.6KW a 2.3KW) y al tener menos de 3KW (tres kilovatios) contratados y ser mi domicilio habitual, solicité el bono social. Con ambas cosas, voy a ganar unos 300€ al año, que oye, no me sacan de pobre, pero me dan para comprarme la comida durante unas semanas o para pagarme unos días en Ibiza este verano 🙂 . En mi caso ahorraré solo 300€/año porque vivo solo en casa y soy un consumidor muy concienciado con la energía -consumo muy poco- pero en hogares con más miembros el ahorro puede ser muchísimo, muchísimo mayor.

Aquí os dejo la lista con los tres vídeos donde explico cómo lo podéis hacer. Si tenéis dudas podéis ponerlas en los comentarios de los vídeos y las iré respondiendo ahí.

Abrazas y abrazos 🙂


Angel Abril-Ruiz (@aabrilru en twitter)
Researcher ID: P-1190-2014

———–
¡Si te gustan mis reflexiones sígueme!:
Facebook: https://www.facebook.com/paginadeangelabril/
Twitter: https://twitter.com/aabrilru
Youtube: https://www.youtube.com/user/aabrilru?sub_confirmation=1
Suscríbete al aviso por email: ¡Quiero que me llegue un email cuando haya un nuevo artículo!
———-

 

PDTA: si hacéis cuentas, disminuir nuestra potencia podría ser un castigo de cientos de millones de euros para las compañías eléctricas. Es muy probable que en la mayoría de los domicilios tengamos un exceso de potencia contratada. Echad cuentas. Si cada hogar disminuyésemos un escalón de Continue Reading

Hits: 2845

26th European Regional Conference of the International Telecommunications Society – Call for papers

ITS - International Telecommuniication Society

Socializar y compartir nuestras aficiones, debilidades, inquietudes, pericias o conocimientos es una necesidad propia de los animales sociales. Los humanos no somos una excepción.

Generalmente los individuos necesitan sentirse identificados con otros similares a ellos, verse como parte integrante de un grupo.

Cuando nuestro grupo de pertenencia tiene una temática socialmente común, resulta fácil cubrir esta necesidad. Vamos a un partido de fútbol o a un bar Continue Reading

Hits: 664

Cita: sobre la ley general del mínimo esfuerzo…

“Una ley general del mínimo esfuerzo rige en la actividad tanto
cognitiva como física. La ley establece que si hay varias formas de lograr el mismo objetivo, el individuo gravitará finalmente hacia la pauta de acción menos exigente. En la economía de la acción, el esfuerzo es un coste, y la adquisición de habilidad viene determinada por el balance de costes y beneficios. La pereza está profundamente arraigada en nuestra naturaleza”

Fuente: KAHNEMAN, Daniel, “Pensar rápido, pensar despacio”, Debolsillo, Barcelona, 2013, p. 54.

Hits: 647

Que no te engañen con las nuevas tarifas de la luz. El mercado de las eléctricas en España (Chachi-vídeo-piruli)

¿Os ha visitado ya algún comercial de las compañías eléctricas?… en las últimas semanas, están desplegados por toda España intentando que firmemos unos nuevos contratos con las “nuevas tarifas” eléctricas; probablemente, no tarden mucho en visitarte y hacerte entrar en un mar de dudas.

Yo lo sufrí el otro día. Mientras me hablaba el colega, una sensación de ignorancia comenzó a recorrer poco a poco mi cuerpo. Fui consciente de que estaba bastante “pez”. Sobre todo pensaba: -este tío va a dármela con queso como no me ande listo.
Pero tranquilos, que no tengamos ni idea tampoco es para que nos baje la autoestima, ya que es un tema que hasta los propios profesionales del sector consideran un embrollo y no tienen demasiado claro…

Estuve curioseando un poco por internet y consultando con algunos amigos ingenieros industriales para salir de Continue Reading

Hits: 3499

La economía del saber, los jóvenes que tienen que emigrar de España y Peter F. Druker

Una forma de interiorizar la lectura -o cualquier nueva experiencia- es relacionarla con circunstancias que vivimos de forma personal. Vivimos con especial intensidad las peripecias del personaje de un libro o del protagonista de una película si nos sentimos identificados con él, piensa como nosotros o le ocurren cosas por las que nosotros también hemos pasado; nos reimos especialmente de un chiste cuando nos recuerda alguna situación vivida en primera persona.

Supongo que a nuestro cerebro le resulta más fácil crear una nueva imagen o recuerdo si conseguimos enlazar esa nueva imagen o recuerdo con alguno ya almacenado en sus mapas mentales(1).

Además, probablemente se trate de algún sesgo cognitivo -de los que soy un fan desmedido.

Iniciando el viaje, vía flickr de Unai_guerra

 

Leyendo “La Sociedad Poscapitalista” (1993) de Peter F. Druker (2) (Viena, 1909 – Claremont, 2005), no puedo evitar realizar permanentes conexiones entre las ideas que Druker transmitía hace 20 años y nuestro entorno actual.

En este caso voy a detenerme en el siguiente párrafo:

El saber se ha convertido en el recurso clave de todo trabajo; la creación de empleos industriales de tipo tradicional, como se está haciendo en Estados Unidos, Gran Bretaña y Europa, es en el mejor de los casos una solución a corto plazo y puede que en realidad empeore las cosas. La única política a largo plazo que promete éxito es que los países desarrollados transformen la industria para que pase de basarse en la mano de obra a basarse en el saber. [pág 81]

que me evoca las siguientes reflexiones Continue Reading

Hits: 499

Ideas, empresas y gente a recordar del Salón Mi Empresa 2013 (Sala desarrollo & consolidación)

Escribo en este post las referencias que he sacado del Salón Mi Empresa de este año, celebrado el 12 y 13 de febrero en Madrid. Las dejo aquí que no quiero que se pierdan.

Había varias salas temáticas. Sobre todo estaba interesado en la de “Desarrollo & Consolidación”, que es de donde he aspirado la mayoría de conocimiento.

Casi todas las ponencias este año han girado entorno a los siguientes temas:

  • Capital riesgo y otros tipos de inversores alternativos (BAs, otras empresas…)
  • Estrategias de inversión como Business Angel.
  • Cómo valorar una empresa tanto desde el punto de vista del comprandor como del vendedor
  • Pasos a seguir en la compra/venta de una empresa, entendiendo compra venta desde el out al 100% hasta la entrada de socios capitalistas en porcentaje mayoritario o minoritario
  • Toda la terminología manejada en los procesos de variación de capital en la empresa: due diligence, deal (deal, sí, ya sé lo que significa, pero es que es la palabra que todo el mundo mete en dos de cada tres frases, así que hay que decirla mucho para dar confianza al interlocutor 😀 ), LOI,…

Comenzamos.

Me pareció muy interesante la ponencia de José Martí Pellón, profe en la Complutense (además de otras cosas) dirige la web www.webcapitalriesgo.com. Para comenzar a moverte en el mundo de las inversiones en empresas, tanto si tienes dinero ocioso para invertir como si buscas que te inviertan, es una buena referencia.

Luis Rivera (por todos conocido en Madrid en el mundo de la emprendeduría (Tetuan Valley, Startup Spain, escuela de inversores…) nos dió su pragmático punto de vista sobre Continue Reading

Hits: 411

Global Competitiveness Report 2012-13: una vez soñé que España era competitiva

El World Economic Forum publicó ayer mi informe anual económico favorito, el Global Competitiveness Report.

Este informe ordena a unos 144 países en función de la puntuación obtenida en una serie de indicadores (centenas de indicadores) que da lugar al Índice de Competitividad (GCI por sus siglas en Inglés).

No sé si los medios de comunicación masivos habrán tenido a cuenta esta publicación (no lo sé, porque no veo/leo los medios masivos desde hace unos 4 meses); probablemente, sería una noticia que resultaría interesante para la mayoría de la población, incluso para los mediocres (sin ser despectivo, en el sentido de amigos que tienen unos gustos medios), porque es de gran relevancia y fácil entendimiento 🙂 .

España ocupa este año la posición 36. En el 2005 ocupabamos la posición 12. En el 2010 estuvimos en la 42. Y este año, volvemos a estar en la 36, como el año pasado.

Aquí tienes a los primeros:

Los 10 primeros del GCI 2011-12

No voy a aburrirte con el análisis de cada uno de los indicadores, porque por probabilidad, te va a resultar más interesante lo que dice la web de Marca.

Solo una cosita: en este informe están las claves para hacer una España competitiva, lo que conduciría a una España con calidad de vida y bienestar social. Sería fácil saber qué palancas hay que accionar, el WEF nos dice cuáles son; nuestros gobernantes solo tendrían que leer y aceptar la evidencia (lo que es evidente que funciona, porque lo vemos en otros países).

Este año me dejo la economía a un lado (ya me encargo de ella en la intimidad, como Aznar hablando Catalán), y me quedo con una nota curiosa:
Resulta que el padre de este informe, es el gran Xavier Sala-i-Martin, todo un personaje. No sabía quién era hasta que lo conocí Continue Reading

Hits: 430

Vídeo sobre la orgía española (económica)

Juan Carlos Martínez, profesor de entorno económico del IE, fue muy expresivo aquella mañana de clase de Entorno económico de la empresa: España había sido una gran fiesta romana, vino, mujeres, excesos, todos enborrachinados y felices, hasta que el vino se acabó y nos llegó la resaca.

Crecimiento a base de endeudamiento y no de conocimiento.

He recordado sus palabras al ver este vídeo (que a pesar de ser el segundo vídeo con más reproducciones durante el 2011, aún no había pasado por delante de mis ojitos…). Es un interesante punto de vista, no neutral, como buen comic, tal vez un tanto “progresista/izquierdista”, que nos puede enriquecer:

Conceptualmente es machacar otra vez en la misma idea de “la crisis made in spain”, que tampoco nos aporta mucho de nuevo, aunque es una nueva oportunidad de recordar parte de lo que nos ha conducido a nuestro contexto actual; además, me ha gustado mucho la parte artística, el humor con el que lo cuenta y el acabado (muy buen grafismo).

aabrilru en twitter.

Hits: 343

Rodolfo Carpintier: cuál es el emprendedor que necesita ahora España. Empresa invertible vs empresa viable

Si te mueves en el mundo de la creación de empresas, bien como emprendedor o como inversor, te interesará ver esta entrevista a Rodolfo Carpintier (@rcarpintier), dicen que uno de los principales Business Angels de España, junto a Luis Martin Cabiedes y otros.

No había visto nunca a Rodolfo en una entrevista, y he quedado gratamente sorprendido. Durante estas semanas mis sentidos no están hechos a escuchar mensajes coherentes, de calado y con sentido común como las palabras de Carpintier, al tener el oído más acostumbrado a la cantinela de discursos políticos a base de verborrea y palabras vacías (los políticos son eso, políticos, y hablan para “el pueblo”, cosas obvias para engatusar a la masa, fáciles de asimilar. Es su estrategia de comunicación, no es que todos sean tontos, sino que es como tienen que comunicar para llegar a su “público objetivo” 🙂 ).

Rodolfo nos habla en esta entrevista concedida a Business TV (de Intereconomía) con muchísimo sentido común, seguridad y natural capacidad de comunicar admirables, sobre la diferencia entre el proyecto “invertible” y el proyecto “viable”, en qué empresas invierten ellos, qué estrategia siguen… También se atreve a entrar a comentar las estrategias que desde la iniciativa pública, deberían llevarse a cabo para fomentar la creación de empresas “viables”; compara mercados emergentes con el Español y támbién pasa por encima de proyectos de éxito en los que han invertido (privalia, buyvip…), entre otros comentarios interesantes.

Da gusto escuchar a gente natural, sin prepotencia ni “shows”, gente de lo más normal, que habla con mucho sentido común. Si te mueves en este mundillo, invierte 10 minutos de tu tiempo en aprender con Rodolfo, merece la pena la inversión:

Si quieres, puedes seguirme en twitter: @aabrilru

Hits: 359

Gastarse 30.000€ en un master, quitar la enseñanza universitaria subvencionada y Esperanza Aguirre

En Julio del año pasado, me gradué en el Master de Dirección Comercial y Marketing del IE.

Estudiar un master mientras trabajas

Sí, me dejé unos 30.000€ (matrícula, viaje a Sanghai, viajar Cehegín-Madrid todos los fines de semana durante 10 meses, otros gastos). Cada año lo suben un poquito más.

tasas-exmdcm-ie-2011

Viene al caso porque mi gran amigo @psemitiel, me comentó hace unas semanas que estaba pensando hacer un MBA o un master en marketing, pidiéndome opinión al respecto, sobre varias posibilidades que había visto. Finalmente, se matriculó y el viernes comenzó las clases.

Estudiar un master mientras trabajas es muy duro. Los 10 meses que estuve en el IE estudiando probablemente fueron los 10 meses peores de mi vida. Estuve al borde de enemistarme con mucha gente, debido a la gran cantidad de estrés que acumulábamos y a mi mal humor constante. Además, la época del master coincidió con mi dirección del megaproyecto Cehegín ciudad digital, ya de por sí estresante por la responsabilidad de gestionar 1,3 millones de euros y tener que ejecutar en tiempo las decenas de proyectos comprometidos. Fue complicado.
En las últimas semanas de clase, en una de las reuniones de grupo donde analizábamos los casos que teníamos que presentar, de la tensión, una compañera sufrió un ataque de estrés y se puso a llorar desconsolada. Fue muy duro.

No conozco el resto de escuelas de negocios, pero pasar por un Executive en el IE, es como pasar por la legión, una vez que lo has vivido, ya nada te da miedo.

No voy a entrar en esta ocasión a comentar el nivel del master; pudo ser mayor en algunos casos, aunque en la mayoría fue excelente (dejémoslo en un 20/80 🙂 ). Con algunas lecciones de algunos profesores, al finalizar la clase, me iba a casa diciendo “tan solo con la clase de hoy, he amortizado los 30.000 €”, aunque en otras ocasiones, me mordía las uñas por el bajo nivel.

El valor del conocimiento

En los tres últimos años que estuve en Orange, estuve cursando estudios de Empresariales en la Complutense; estudié la mayoría de asignaturas de primero y segundo y algunas de tercero (sobre todo las de estrategia empresarial, contabilidad, marketing, macroeconomía y microeconomía en profundidad…); más tarde, como el horario ya no me permitía cursar más asignaturas, comencé en Administración y Dirección de Empresas de la UNED, pero solo estudié cinco asignaturas. En Empresariales, iba en horario de tarde, y claro, no podía asistir a todas las clases, ya que salía de La Finca en Pozuelo a las 18:00h y no llegaba a Islas Filipinas hasta las 19h, así que solo podía asistir a las dos últimas clases, cada día.

Como mi conocimiento en economía, contabilidad, finanzas, estrategia era bueno, decidí cursar el master de Dirección Comercial y Marketing, en lugar del MBA completo (que por cierto, eran 50.000€…); tenía miedo de invertir 50.000€, y que la mayoría del tiempo estuviese viendo cosas que ya sabía. Por eso decidí especializarme en marketing (que además, me apasiona).

Tomar una decisión así no fue fácil. Había masters mucho más baratos, bien es cierto, pero yo quería hacerlo en el IE. Aparecía como la segunda escuela de negocios (por su MBA) mejor del mundo en varios rankings internacionales, y eso me gustaba. Conocía a “amigos que tenían amigos” que habían estudiado en el IE, y los posicionaban en su mente como grandes profesionales. Por otra parte, seguían el método del caso, y la mayoría de los que estudiamos, muchos de ellos en Inglés, eran comprados a Harvard o a Berkeley University y eso, era importante para mí.

La incertidumbre por desembolsar 30.000€ en algo “intangible” donde no sabías a priori si te iba a merecer la pena era grande. Cuando comentaba a mis contactos el caso, muchos me miraban como quien mira a un demente: “¿te vas a dejar 5 millones de pesetas en estudiar 10 meses los fines de semana?, ¿tú estás loco?”…

El conocimiento tiene un valor. El conocimiento, no nos lo venden en una cajita con un lazo; no viene con un CD de instalación, o no lo puedes “lucir” en saraos sociales, como las chicas que “lucen unos Manolos” o un bolso de Louis Vuitton. Tal vez esta sea una de las variables por las que en general, no se le da valor, porque es un intangible.
Además, en el modelo económico tradicional en España, tampoco ha servido de mucho que la gente tenga más o menos conocimiento: un modelo sostenido en industrias intensivas en mano de obra o capital y no en conocimiento. De hecho, es un tópico escuchar lo de “el conocimiento se fuga de España” o lo de “la fuga de cerebros”… aquí nos apañamos con la fuerza bruta. Tal vez esta sea otra variable, que deprecia su valor.

Financié el master con ahorros propios (tuve que liquidar un par de pequeños fondos de inversión para dedicar a esto). Al mes de comenzar, el ICO sacó unos préstamos de 11.400€ a interés cero para alumnos que estudiaban masters de al menos 60 créditos ECT y lo pedí, sobre todo por no dejar pasar una oportunidad de contar con un dinero a coste cero 😉 .

Así pues, pagué “gran cantidad de dinero” a cambio de recibir “gran cantidad de conocimiento”.

Enseñanza universitaria no subvencionada
Trabajar para estudiar: el valor del esfuerzo

La tercera variable que podría influir en la depreciación del valor del conocimiento en España: desde pequeños, estamos aconstumbrados a que los organismos públicos “regalen” habitualmente la formación. Son muchos los cursos que se dan de forma gratuita o subvencionada. Algunos de estos cursos, al venir de la iniciativa pública (carestías de control de resultados, ausencia de indicadores de eficacia, “como el dinero es de todos”,…), son de mediocre calidad. La gente se apunta al primero, ve que es muy malo, y ya deja de asistir a otros.
Al final, una formación de mala calidad influye en la percepción que el estudiante tiene de la misma, depreciando su valor: “vaya castaña de curso, estoy perdiendo el tiempo…”

Este mes de Septiembre, Esperanza Aguirre salió a la palestra con una de sus habituales declaraciones sinceras: “La educación no tendría porqué ser gratuita en todos los niveles” o algo así. Aquí podemos ver la versión de sus declaraciones según la cadena SER.

Mis padres pagaron todos mis estudios hasta mi primera carrera (IngTecTeleco en la UPV), fuí un afortunado. Incluso siendo así, tuve por constumbre durante los años de BUP, COU y universidad, trabajar en los meses de verano en una fábrica de conservas, para sacarme unas pesetas complementarias.
Tenía un amigo que tenía que dedicar todo el verano a trabajar “en la obra” porque sus padres no podían pagarle los estudios. Él quería estudiar, y hacía lo que fuese necesario para ello (tenía grandes valores, y un fin en mente).

Durante este último año he conocido a bastantes jóvenes que entran al mercado laboral y muy pocos de ellos han trabajado durante su fase de estudios universitarios.
Una constumbre personal cuando recibo un curriculum, es ir directamente a la parte del final, donde solemos indicar estas cosas, para ver si el chaval/vala ha trabajado en algún sitio o ha hecho algo adicional mientras estaba estudiando. Algunos se han limitado a estudiar, y ya está; hay otros que sí han trabajado durante el tiempo que estaban estudiando.
Casualmente, existe una correlación positiva entre los que han trabajado y hecho actividades complementarias durante su fase en la universidad, con la calidad del trabajo como profesionales que demuestran luego. Suelen ser personas con espíritu de superación, “que tienen un fin en mente”, que aprecian los frutos del esfuerzo y conocen que las cosas “no son fáciles”.

Voy a partir de dos premisas:

  • P1) en el mercado universitario, hay universitarios que “curran” y se esfuerzan “un plus” mientras estudian, y hay otros que no lo hacen.
  • P2) la enseñanza universitaria, no es obligatoria.

Partiendo de estas premisas básicas, llego a la siguiente conclusión: sería una buena opción, por su interés general, que solo fuese “subvencionada” la educación considerada como obligatoria.

La enseñanza universitaria, por ejemplo, tal vez funcionaría mejor si estuviese orientada a costes sin suponer una carga para las arcas públicas. No entro en si la enseñanza debería ser “pública” o “privada”, sino en que, siendo “pública” o “privada”, las tasas (o precios), no deberían ser “precios públicos”, sino precios de mercado, orientados a costes. Probablemente, esto también impactaría en el aumento de la calidad de la enseñanza de las propias Universidades, al tener un mercado “más en libre competencia” que el actual. Es posible que este modelo, hiciese aumentar el valor percibido de la educación por parte de los estudiantes.

Quién ha estudiado economía básica, conoce las inconvenientes que para el mercado implica la “subvención” de los bienes o servicios. La subvención pública es una perturbación indeseable de las reglas del mercado.

La casi “gratuidad” de la educación, devalúa el esfuerzo que los organismos hacen por formar a los universitarios. Es decir, los universitarios no son conscientes del coste total que supone la educación que están recibiendo, por lo que no son capaces de percibir su valor real.
Por otra parte, al ser un servicio subvencionado, hace que sea demandado por algunos jóvenes que carecen de la motivación suficiente para sacarle un buen provecho: holgazanes, vividores, jóvenes con valores inadecuados… de estos, hay bastantes en las universidades (gracias a Dios, hay más que sí lo aprovechan).

Como contribuyente al erario público, me gustaría que el dinero que pongo a disposición “del bien común social” fuese bien administrado y maximizado su valor: ¿por qué hemos de pagar los contribuyentes ni un euro de la educación de personas que no la valoran?. Tal vez, algunos de estos jóvenes, podrían incorporarse al mercado laboral en fases previas a la universitaria, donde probablemente podrían desarrollar muchos de sus talentos, sin necesidad de suponer un gasto social.

Y aquí concluyo otra vez con lo mismo, si la educación universitaria fuese “libre” (sin suponer un cargo para las arcas públicas): el precio para los estudiantes estaría orientado a lo que realmente cuesta. Probablemente, aumentaría la competencia entre las propias universidades. La competencia sería un revulsivo que aumentaría la calidad de la enseñanza: competirían entre ellas para llevarse a la mayor cantidad de clientes/alumnos.
Por su parte, los estudiantes, valorarían lo que realmente cuesta la enseñanza que están recibiendo, y por tanto, aumentaría “el valor percibido por el conocimiento recibido”. De esta forma, optarían por cursar estudios universitarios aquellos que realmente lo valorasen. En caso de que entrasen “holgazanes”, realmente a mí, no me importaría, ya que lo pagarían de su bolsillo (ahora, cuando tocan mi bolsillo, duele: la pela es la pela, oye tú).

¿Y esos jóvenes que careciesen de recursos para poderse pagar una formación “orientada a costes?, ¿no sería injusto que no pudiesen acceder a la educación de ser mucho más cara?: para esos jóvenes, no hay problema, tendrían dos alternativas:

1) buscarse un trabajo: las películas americanas (y su historia) están llenas de casos de jóvenes brillantes que tenían que trabajar de camareros (o en cualquier otro sitio) para poderse pagar la carrera. Son casos conocidos y es algo totalmente real y al alcance de la mayoría.

2) ¿y si tengo tan mala suerte que no encuentro trabajo?: préstamos a interés cero. Te doy un préstamo para que te pagues tu carrera, y en cinco años, comienzas a devolvérmelo en cómodos plazos.

3) el libre mercado cubriría todos los segmentos de precio: probablemente podríamos estudiar la misma carrera en distintas universidades con rangos entre 30.000 y 60.000 €, obteniendo la misma titulación oficial al final.

Yo valoro el conocimiento que recibí en el master del IE. Me costó 30.000 euracos de mi bolsillo. Pude elegir si estudiar en una escuela de negocios o en otra. La oferta era grande, al tratarse de un mercado no subvencionado en libre competencia. Y algo muy importante: mi decisión, no le costó ni un céntimo a nadie, salvo a mí.

Realmente, creo que un modelo similar a este es el que debería haber en la enseñanza universitaria en España.

PDTA: probablemente haya estudios y datos que me hiciesen cambiar de opinión. Estaría encantado de poderlos leer. Si me lees normalmente, sabes que no pretendo llevar la razón, tan solo razonar. ¡Gracias por tus comentarios!.

aabrilru

Hits: 338

¡nene para, para…! fíjate qué ruina tenemos encima…

Mientras corría este medio día por la vía verdevia_verde_cehegin, ya al regreso, a la altura del polígono del matadero, me he tropezado andando contrario a mi sentido con un habitual parroquiano de la vía verde a las tres del medio día (de la familia del de “La leche Pascual”, creo que su hermano). Ya preparando el habitual saludo, él al paso en sentido Caravaca, yo al trote en sentido Cehegín, me levanta la mano y me dice “nene, ¿te has dado cuenta?, para, para…”, señalando a mi izquierda, a su derecha. Un tanto sorprendido por la interlocución, he parado intrigado para hablar con él.

“Mira, mira, mira allí, normalmente había 5 o 6 camiones todos los días en la puerta y desde hace semanas ya no hay ni uno…, además, me han dicho que ya están echando solo un turno, cuando hace poco trabajaban a tres turnos”…”¿te has dado cuenta?, ¿a dónde vamos a llegar a parar?…”.

Amigo mio, “hermano Pascual”, compañero de vía verde, como la “empresa que normalmente tenía 5 camiones cisterna en la puerta” también se vaya al agujero, vamos a estar apañados en nuestro viejo Cehegín… Menos mal que los jóvenes cehegineros, son jóvenes cualificados y sabrán salir de esta (la mayoría), o eso espero.
Nos toca vivir épocas de emigrantes, again, aquellas que ahora nos cuentan nuestros padres, nosotros vamos a vivir para contar a nuestros hijos… “Ángel, estuve una semana a latas de sardinas en Barcelona, al volver de la vendímia…” me contaba mi padre hace unos meses, cuando estuvimos tomando el sol un domingo por la tarde, por las minas de yeso del Pateta.

Vámonos pa’Alemania Manolo, que aquí ya no hay jornal.

aabrilru

Hits: 816

España, nuevo país de emigrantes, in-competitividad, ninis, universitarios ¿cualificados?

Querría compartir ciertos pensamientos servidos de nuevo sobre mi mesa, tras la lectura de la prensa económica de la semana, y del suplemento XLsemanal. Comienzo por la copia literal de un par de perlitas, que pongo aquí para tenerlas a mano, y no se vayan en el contenedor azul del papel y el cartón.

Paul Krugman, profesor de Princenton, ha trabajdo para los gobiernos de Reagan y Clinton, nos regala esta visión:

“Grecia e Irlanda solo son los entrantes (aperitivo, las tapas); el plato principal es España. España es prisionera del euro. Si hubiera tenido su propia moneda, esta podría haberse devaluado para ganar competitividad. Pero ahora está condenada a sufrir años de deflación y paro. Así que sólo queda recurrir a una depreciación interna: recortar salarios, precios y prestaciones sociales”. Vaticina una generación de emigrantes como en los años 60.

Nouriel Roubini, profesor de la Universidad de Nueva York y acertado en su visión anticipada sobre la crisis de las hipotecas subprime, parece que no tiene a España entre sus mejores plegarias. Comenta:

España, es el elefante en la cacharrería. Si cae, no hay dinero suficiente para rescatarla. Es demasiado grande. El rescate de Irlanda costó 85.000 M€, España necesitaría 351.000 millones. Sanear la economía española va a ser mucho más duro de lo estimado por el Gobierno [..] Que España se prepare para el dolor.

Que la cosa está chunga, no hace falta ser economista para darse cuenta, lo vemos cada día en los datos macro que nos dan por la tele (aunque paradójicamente, no parecen tener un reflejo social en la calle, quiero decir, que para tener unos datos económicos tan, tan malos, parece que “la cosa”, socialmente no está tan mal… aquí entra la economía sumergida, y el apoyo familiar, sin lugar a duda).

Pero Krugman, Roubini y otros tantos, no nos hablan de la situación actual, que ya la vemos todos, sino que nos presentan su visión a medio y largo plazo sobre la economía española (aquí sí, mejor ser economista para fundamentar la visión futura a partir de hechos pasados y modelos económicos).

Son varias las ideas que esta semana han estado rondando mi cabeza, en el ámbito económico:

La crisis no es algo nuestro, la culpa es de los americanos…

1) al principio de todo esto de “la crisis”, en España había quien decía que estábamos dentro de una crisis global, y que poco podíamos hacer “nacionalmente”; éramos víctimas de una situación con origen en las hipotecas basura americanas, y nosotros no teníamos la culpa. Cuando “todo empezase a recuperarse, España empezaría a recuperarse”.

De la 8ª potencia a la 12ª en PIB.
De la 12 a la 42 en competitividad…

2) el hecho es que España en el año 2007 era la 8ª economía del mundo por PIB, y ahora, en el 2011, es la economía número 42.

Si dejamos el PIB, que tampoco aporta mayor información, y entramos en uno de mis índices favoritos, el Global Competitiveness Index, que mide lo competitivo que es cada país en función a ciento y pico variables, vemos otro de los milagros españoles de los últimos años:

  • España ocupaba la posición 12 en el año 2005, en el índice de competitividad mundial.
  • España ocupaba la posición 29 en el 2008-09
  • España ocupaba la posición 33 en el 2009-10
  • España ocupa la posición 42 en el 2010-11

En 5 años, hemos pasado de ser la economía 12 en competitividad, a ser la 42.

Pongo aquí una imagen que saco del último informe:

Spain GCI 2010-11Mientras el resto de economías, también afectadas por el contexto económico global, están mejorando, España ha entrado en caída libre. Lo que me extraña de todo esto, es que en la prensa, partidos de oposición, etc., no den mucha más caña en este tipo de comparaciones.
Parece que fuera de España, ya están creciendo, hay poco paro, las empresas buscan trabajadores, “la crisis es agua pasada”…
Creo que hay una particular idiosincrasia en la cultura española (incultura): no nos han enseñado que es de “competitivos” mirar fuera, para ver cómo lo hacen, e intentar mejorarlos. Aquí, nos creemos tan chulos, que pensamos que no tenemos nada que aprender del exterior, y ni nos molestamos en mirar. Mientras que nosotros nos estamos relamiendo las heridas, nuestros competidores se han tirado a la carrera con obstáculos, con muletas, escayolados, con tiritas, a la pata coja, pero se han tirado a la carrera, mientras nosotros preferimos quedarnos en la salida, diciendo “ay, qué pupita tengo, qué malito estoy, a ver si vienen a por mí…” y esto es la ley de la selva, el que le echa más pelotas de forma inteligente, es el que sobrevive, el resto, muere.

¿que tenga “carrera” quiere decir que sean cualificados?
¿qué necesidad tengo de emigrar si aquí tengo lo que necesito?

3) pues bien, tenemos el caso de Alemania. El año 2010, creció un 3,6 (%PIB) y para este año 2011 su gobierno estima un crecimiento de un 2,3. Tiene las menores cifras de paro tras la reunificación, entorno a un 7%, mientras que en España superamos el 20%.

En las radio tertulias mañaneras de esta semana, llamó mi atención la afirmación que mantenían algunos periodistas sobre “lo preparados y cualificados que están los jóvenes españoles”, tanto, que en la próxima cumbre España-Alemania del próximo 3 de febrero, Merkel traía en su cartera un ofrecimiento especial de trabajo a los jóvenes españoles.

Me pregunto:
a) ¿cuántos de los jóvenes españoles estarían dispuestos a emigrar a otro país, siquiera a otra ciudad, o provincia, para buscar un empleo?. Me gustaría disponer de alguna estadística, que mostrase la “predisposición de los jóvenes a cambiar su residencia si le ofreciesen una mayor probabilidad de encontrar un empleo”.

b) ¿realmente el calificativo de “jóvenes cualificados” es el más acertado?. Podríamos decir que tenemos la mayor generación de jóvenes españoles con carrera universitaria, ¿quiere decir cualificados?, tal vez no.
También estaría encantado de tener alguna referencia para argumentar mi opinión, que sin lugar a duda, puede estar sesgada por el círculo cercano, que no es más que una muestra que no tendríamos porque extrapolar como representativa, en la que veo “jóvenes sin carrera universitaria” más que cualificados para un entorno profesional altamente competitivio, y “jóvenes con carrera universitaria” que son unos auténticos “incompetentes” (no en el sentido insultante, Dios me libre, sino en el sentido literal de la palabra, por no ser competitivos).

El entorno competitivo actual ha cambiado. En la mayoría de los sectores, no es requerido un profesional con unos conocimientos previos, máxime, cuando esos conocimientos impartidos en la Universidad, no tienen correlación con las necesidades reales del mundo empresarial (aquí la teoría de las dos circunferencias, la universitaria, y la real, que son secantes tan solo en una porción muy pequeña, cuando lo ideal sería que lo impartido en la universidad, fuese al 100% lo requerido por la empresa; no es así).

La materia impartida careceria de importancia, si los jóvenes fuesen adoctrinados al menos sobre técnicas y capacidades para el autoaprendizaje, la automotivación, la gestión, los valores empresariales… pero tampoco.

Hoy en día, vivimos en una era donde tenemos un exceso de información; realmente, el valor de un profesional, radica en su capacidad de autogestión y en su capacidad de aprendizaje, no en que “traiga en la mochila unos conocimientos memorizados en una Universidad”, ¿a cuántos jóvenes españoles se les ha instruido en estas capacidades?.

Necesidad

¿Realmente esta generación nini esta dispuesta a migrar a Alemania como hicieron nuestros padres y nuestros abuelos?; ellos pasaban hambre y tenían “valores”; ellos malvivían, por traer unos cuantos “duros” a la casa. Ellos pasaban semanas alimentados a latas de sardinas, durmiendo en el suelo de las obras, en la bendimia, de jornaleros, meses fuera, en Alemania, en Argentina, en Francia… por necesidad, y/o por la inquietud de un futuro mejor para los suyos.

¿Qué necesidad tienen los ninis de hoy?, ¿necesidad, un futuro mejor?, realmente, existe una falta de “necesidad” como ingrediente catalizador del cambio…

Aunque pensándolo bien, mejor que no se vaya nadie a Alemania, que al menos nos quede la locomotora de la UE.

aabrilru

Hits: 364

Artículo Óscar Molina: “Vivís de mi dinero”

Mi colega Antonio me ha remitido este artículo. Lo pongo aquí porque quiero conservarlo, dice algunas cosas con las que estoy bastante de acuerdo. Ctrl C -> Ctrl V

————————

Tremendo y certero articulo de un tal Oscar Molina. Extraodinario.

Vivís de mi dinero

Oscar Molina. Clases Medias.12 de diciembre 2009http://vicentvercher.files.wordpress.com/2008/02/120343338700620080219-969651dn.jpg

Paso fuera de mi casa y lejos de mi familia una media mensual de 360 horas (15 días completos), contribuyo al fisco con un 40% de mi salario; entre impuestos directos, indirectos, tasas obligatorias y demás gravámenes, trabajo más de la mitad del año para el Estado. Pago un colegio a mis hijos, mientras financio un sistema de educación pública; me dejo un turrón en una póliza de sanidad privada, pero abono religiosamente mi correspondiente diezmo para que muchos puedan tener cuidados médicos. De lo segundo no me quejo (a pesar de que nadie me lo reconozca) y de lo primero no me quejaría si no fuese porque la educación pública consiste en meter a los niños en fábricas de ignorantes donde sólo se hace hincapié en su adoctrinamiento en un conjunto de paridas sin sentido.

Muchos están peor que yo. Se levantan a las 6 de la mañana, vuelven a casa cuando sus hijos se van a la cama, conviven con la cotidiana amenaza de perder su trabajo y hacen encaje de bolillos para que el fruto de su sacrificio vital les permita llegar a fin de mes.

Y otros, de número creciente, están aún peor. Han perdido su trabajo y conservan escasas esperanzas de conseguir otro.

Todos, de alguna manera, ponemos un montón de dinero para que vosotros, que sois muchos, os alimentéis de nuestra pasta.

Porque vosotros, incompetentes ejecutivos de la nada, mediocres gobernantes de nuestro Estado central, vivís de nuestro dinero. Sois parte un elefantiásico entramado de Ministros, Secretarios de Estado, Directores Generales, y parásitos varios que contáis con un ejército de asesores, viajáis en coche oficial y reserváis Clase Preferente en vuestros viajes privados, con mi dinero. A cambio, resultáis totalmente incapaces de resolver nuestros problemas, no garantizáis nuestra seguridad ni dentro ni fuera de España, no nos protegéis del desempleo, ni prestáis servicio alguno. Sólo se os ocurren normas para coartar nuestra libertad, para vigilarnos, atemorizarnos y decidir qué es bueno para nosotros. Tomáis posesión de nuestra vida pública, privada y de nuestro dinero para complicarnos la vida, y parís normativas orientadas a seguir siendo necesarios, a no permitirnos deshaceros de vosotros.

Por si fuese poco, inventáis problemas inexistentes, enfrentáis a la sociedad reabriendo debates cerrados, legisláis para cuatro, y tenéis la jeta de pagar un sueldo a majaderas de manual sin el menor sentido el ridículo que nos hablan de “acontecimientos planetarios”. Todo con mi dinero.

Vosotros, prebostes de alguno de los diecisiete gloriosos mini-estados autonómicos, también vivís de mi pasta. Unos subidos a cuentos imposibles como la fábula de Aitor, otros mitificando a unos segadores de hace cuatrocientos años. Los demás, a rueda de éstos, os habéis montado un chiringuito de consejerías, direcciones, subdirecciones, patronatos, embajadas y demás máquinas de gastar. Con mi dinero, claro está. Usáis la pasta que yo Continue Reading

Hits: 15815